martes, 11 de octubre de 2011

La Semana del Terror


Según se acerca el 27 de Noviembre, me van acechando, de manera cada vez más insistente, todos los miedos típicos del corredor novato.

Tengo pánico a lesionarme y que se vayan al traste semanas y semanas de duro trabajo (ante cualquier mínima molestia o leve cosquilleo en alguna de mis piernas, me pongo en lo peor). Tengo miedo a estarme pasando en el número de kilómetros semanales y llegar al sobreentrenamiento (las últimas semanas he hecho unos 70, aunque subiendo muy poco a poco de una semana a otra). Me da pavor no estar haciendo tiradas lo suficientemente largas y que el tío del mazo me vuelva a visitar cuando me queden muchos kilómetros para la meta (de momento he hecho un par sobre 23/24 Km, y en las últimas llegaré a 27/28 como máximo). Me agobia la idea de que me pueda dar un fuerte retortijón en medio de la carrera y tener que parar en boxes en el momento más inoportuno (es algo que aún no me ha pasado entrenando aunque alguna vez he tenido que recortar un entreno o hacerlo más suave por incomodidades estomacales severas). Temo que una ampolla convierta cada paso en un suplicio (no pienso estrenar zapatillas de aqui a la carrera y las que me pondré ese día tendrán unos 600 kms de uso).............y no sigo con mi lista por puro espanto de que alguno de esos temores infundados se conviertan en realidad, por el simple hecho de nombrarlo.

Bueno me voy a correr otro poquito, a ver si me olvido de tanta bobería y ahogo tanto pánico, miedo, pavor, agobio, temor y espanto en unos litros de sudor.

14 comentarios:

  1. Es un problema pero también una realidad. Yo tuve el año pasado una mala experiencia y me perdí la maratón después de muchas semanas entrenando. La suerte también debe acompañarnos, aunque con el trabajo se supera casi todo. Algún sustillo en forma de resfriado o sobrecarga puede aparecer pero se pasa y ya está. Ánimo y a seguir.

    ResponderEliminar
  2. JOer pancho si tu entrada tiene 4 parrafos mas, me entra el acohone a mi tambien con solo leerte.
    Olvidate de miedos, El mejor anti-miedos son los entrenamientos que llevas. animo ke nos keda nada.

    saludos compi

    ResponderEliminar
  3. Prepárate para lo peor, el horror, el horror...

    ResponderEliminar
  4. Uy, estamos de cangelo pre-competición. Que no cunda el pánico, lo que tenga que pasar, pasará y lo normal es que no pase nada.
    Eso si, que no se te acerque ningún niño en kilómetros a la redonda, huye de las mañanas y las tardes frescas de otoño, lava bien las verduras... ¿Más tranquilo? Que no hombre, respira profundo y piensa que si te pasa algo de lo que describes es que simplemente vivir tiene esos contratiempos.

    ResponderEliminar
  5. Todavía es pronto para cagarse. Ya verás a falta de dos semanas... :)

    Tú corre que verás que se te olvida todo eso.

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes es normal, cuando dedicas tanto tiempo para preparar una carrera larga que este temor aparezca.
    Intenta no pensar en ello y disfrutar de cada entrenamiento. Ya nos contaras!!

    ResponderEliminar
  7. Ehhhhhhhhhh....ese miedo es normal, pero es lo que te hará grande!
    A tope

    ResponderEliminar
  8. Con más miedo, más disfrute, lo malo es que ahora toca eso, lo malo. Me encanta la foto, parece sacada de un cuadro de Goya.

    ResponderEliminar
  9. Pues no te queda nada, de aquí a alla veras que aumentan las molestias y los dolores por todas partes. En cuanto al kilometraje no hace falta hacer tiradas tan largas, yo nunca supero los 25.

    ResponderEliminar
  10. Lo primero agradecerte que te pasaras por mi blog que es el tuyo.

    Los miedos, los quebraderos de cabeza antes de una gran competición son normales. Pero no debes comerte la cabeza. Tienes que creértelo, decir ¡ Que si Pancho, que esta guerra la ganamos, indudablemente vamos a sufrir en diferentes batallas, pero la guerra es nuestra !.
    No incrementes más de un seis por ciento semanal tus kilómetros. 70 kms está bien, deberías hacer una de 30 kms tres semanas antes.....28 cuatr y 26 cinco semanas. Te dará un plus de autoconfianza y el celebro guardará información.

    Si ese día como suelo decir ocurre algo, al menos queda el haber entrenado, seguro que sirve el sofrito para otro arroz.

    si necesitas algo aquí estamos.

    salu2 desde matraquilandia

    ResponderEliminar
  11. Esa misma sensación de "miedo", de "temor" de "pánico" es la que te hará volar en la carrera... Tu "miedo" se va a transformar en un afán devorador de km.....

    ResponderEliminar
  12. Pues ahora piensa por un momento que no va a pasar nada de eso... ¿Mola, no? Pues siempre positivo, hombre!!! :)

    ResponderEliminar
  13. Pues que sepas que esa sensación de terror, la mayoría de veces infundado, no tiene tratamiento, no mejora con la edad ni tampoco con la experiencia. Siempre aparece, y yo creo que es señal de que todo está yendo como tiene que ir. Así que no te preocupes y... por el amor de Dios, no nos asustes con esas fotos, que casi la palmo al abrir tu blog!

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy contigo. Tengo los mismos miedos :)
    Pero tranquilo, yo hago muchos menos kilómetros que tú y ya estoy lexionada, y aún así no tiro la toalla. Podemos :)
    Áaaaaaaanimo.

    ResponderEliminar