miércoles, 5 de octubre de 2011

De cacería antes de correr

A las 5:20 de la mañana me despierto, desayuno ligero y mientras estaba organizando la ropa, un visitante inesperado se paseó por mi brazo: Una señora cucaracha de dimensiones considerables. Después de sacudir todo el cuerpo con un inevitable gesto de asco, comenzó la cacería, primero con la zapatilla de correr....zzzaaaassss primer intento se escapa....otra vez zassssss se vuelve a escapar la jodía y la pierdo de vista. Voy a buscar el insecticida y comienzo una escrupulosa búsqueda por el pequeño salón de mi casa....por fin la veo detrás de la tele pero se vuelve a escapar y empiezo a rociar toda la habitación con flit (no sé si se dice así o flis o como sea)...total que tras media hora de cacería, el bicho asqueroso no aparece y yo (que siempre he tenido algunos problemillas respiratorios) estoy medio asfixiado por tanto veneno rociado en tan pocos metros cuadrados. Son ya las 6:30, así que doy por finalizada la penosa cacería y me preparo para correr.

En el Romano el termómetro marca 24º a las 7 de la mañana, aún tengo en mis pulmones bastante insecticida, pero hay que cumplir y me propongo hacer 15 kilómetros con unas series de 3 x 3000 (recuperando 1000 entre ellas). El bochorno es tremendo y tras los 2 kilómetros de calentamiento ya voy sudando a mares y noto que no tengo mi mejor día, hago la primera serie en 14:55 (mi intención era hacer los tres miles entre 15:00 y 14:00), aunque la acabo bastante cansado, la 2ª en 14:46 y ya al comenzar la tercera voy muerto, hago las dos primeras vueltas sobre 5:02 / 5:03 y echo el resto en la última vuelta para hacer trampas y que salgan las 3 series en progresión (la acabé en 14:37), acabo como puedo con 2 kilómetros suaves y para casa que tengo algo pendiente.

Continúo la búsqueda y por fin encuentro a mi visitante inesperada agonizando patas arriba (parece que tanto veneno le hizo efecto a alguien más que a mi), con lo que al final la mañana terminó con un entreno más de cara a mi primera maratón y una repugnante cucaracha menos.

10 comentarios:

  1. Siemore hay que ver la parte positiva... Esa cacería a la cucaracha te ha servido como un buen calentamiento para tu entreno de hoy....!! El insecticida en los pulmones habra desaparecido con lasprimera serie.!!

    ResponderEliminar
  2. Yp viví durante un año en un apartamento del Sur y tengo muchísimas anécdotas sobre cucarachas. Algún día te contaré alguna...
    Estás que te sales, haciendo tres tresmiles a las 7 de la mañana...cómo has cambiado, perdón: Cómo estás cambiando!

    ResponderEliminar
  3. jejejeje no sera un broncodilatador el "flis" ese no?
    Pedazo madrugón te has pegado, que valor!!!
    buen entrenamiento, un dia menos para el ansiado maraton. a seguir asi compañero.

    saludos para ti y mis condolencias para la familia de la cucaracha jejejee

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaja! ¡Qué bueno! ¿Sabes qué en una hipotética destrucción nuclear uno de los pocos habitantes del planeta que conseguirían sobrevivir son las cucarachas? Al menos la tuya no volaba como la que me encontré hace años en el salón de mi casa.
    Reconoce que calentaste bien, aunque si te hubieses quedado más tiempo bajo el influjo del "flis" igual terminas tú panza arriba.

    ResponderEliminar
  5. Vaya entrenamiento cruzado persiguiendo a la "cookie" y menos mal que saliste a correr, porque si no, ese "flis" acabaría con los dos...
    ¡¡Buenas series!!

    ResponderEliminar
  6. Vaya manera más rara de calentar... :) Uffff, con una cucharacha creo que sobreviviría, pero si me aparece una polilla volando a las 5:00am en casa, antes de salir a entrenar, seguro que salgo corriendo sin desayunar, con las zapatillas sin atar y hago MMP esa mañana... Con el miedo que me dan esos bichos... :)

    ResponderEliminar
  7. Lo mejor que pudiste hacer fue salir a correr porque hubiesen quedado los dos patas arriba :-)
    Buen entreno!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  8. Coñe y mira que los bichos estos suelen ser cobardes, pero el tuyo debia ser el Indiana Jones de las cucarachas paseándote por el brazo.
    Buen entrenamiento, ánimo que te quedan menos entrenamientos que cucarachas exterminar en el mundo ;-)

    ResponderEliminar
  9. No hay bicho que me repugne más. prefiero enfrentarme a una rata. Yo en tu caso hubiera salido disparado y hubiera partido el crono en unas series de las buenas..jejeje

    ResponderEliminar
  10. PANCHO amigo que la cosa un día no sale como uno desea, no pasa nada.. hay días buenos y malos, pero ten en cuenta que la calor influye bastante para poder llevar un buen ritmo en las series largas.

    ResponderEliminar