martes, 25 de noviembre de 2014

Con lo sobrao que salía en las fotos...

Noviembre del 2014, Km 20,5 de la Media Maratón de Tenerife (Foto de Marcha Deportiva)
Si hay algo en que coincidía todo el que veía las fotos de mis primeras carreras atléticas, era que salía con cara de ir sobrao. Da igual que fuera al límite de mis fuerzas que siempre salía medio sonriendo, casi posando... 

Hoy en día, es indiferente que me encuentre en 2 ó en 20 retratos de un determinado evento, que sea el primero o el penúltimo kilometro, que sea de día o de noche... Definitivamente, he pasado de Reina del Postureo a Lacayo Arrastrao.

Ahora mismo, mi objetivo no es llegar a tal marca en tal carrera, o hacer tantos kilómetros en una semana o un mes. Aunque ya esté inscrito para mi sexto Maratón y mi duodécimo Medio Maratón, mis rodajes, mis series, mis cuestas y mis tiradas largas tienen un único y perfectamente definido fin..

Salgo a entrenar para volver a salir guapo en las fotos

A ver quien es el listo que supera tan tremenda Frase Motivacional, en pleno apogeo del Runnerismo Presumido y Superficial del que me confieso devoto incondicional... Estoy por serigrafiarlo en 1000 camisetas...

Mayo del 2011, Km 12 de la MACAN (Foto de la Fotógrafa Habitual)

martes, 18 de noviembre de 2014

Medio Maratón de Tenerife 2014


Este Domingo participé en una nueva edición de la Media Maratón de Santa Cruz de Tenerife, que se disputaba paralelamente a la I Maratón de Tenerife. Como ya he escrito en otras ocasiones, lo mejor de participar en este tipo de fiestas no son los dorsales, las marcas o cualquier reto personal. Lo mejor con muchísima diferencia es poder compartirlas, y si uno tiene la oportunidad de hacerlo con un montón de amig@s durante casi 48 horas, nada puede ser más estimulante.

Esta es mi crónica de la XXIII edición de una carrera, mis impresiones sobre la primera edición de una Maratón y mis recuerdos inolvidables por la tierra donde nací.


El Sábado tempranito se ponía en marcha el grueso de la expedición bloguera canariona camino de la isla de enfrente. Tertulias variadas, risas y bromas en el habitual meneo del Ferry de Agaete. 75 minutos que se pueden hacer eternos pero que en buena compañía pasan volando.

Nada más pisar tierra firme, vamos a buscar el dorsal y en 5 minutos lo tenemos todo. Feria del corredor como casi todas, y bolsa del corredor igual de rácana que en casi todos lados (camiseta de calidad subZero y diseño muy poco imaginativo, un gel, la bolsita de tela reutilizable y sanseacabó.... Lo mismo para las tres carreras paralelas).


Según va pasando el rato se nos van uniendo más amig@s y compartimos una verdadera Pasta Party en una Pizzeria a escasos metros de la zona central de la carrera. Fotos, risas, ambiente relajado... y lluvia... Mucha lluvia, que según pasaban las horas nos hacía ilusionarnos con la posiblidad de no tostarnos al día siguiente... Como tantas ilusiones infantiles todo fue un espejismo.

Poco a poco nos vamos despidiendo y cada uno a su refugio a descansar. En mi caso a la muy ilustre ciudad de San Cristóbal de La Laguna, municipio que algún día me nombrará Hijo Adoptivo por ser mi lugar de nacimiento. Gracias a Manolo por acogerme en su casa una vez más. Charla, cena y cervecita con un buen amigo Maratoniano sub 3 horas... ¿Qué más se puede pedir?


Si en La Laguna tempranito no hacía ni pizco de frío, un par de horas más tarde, 450 metros más cerca del nivel del mar, sin una nube en el cielo, haría bastante calor.

Aunque suene tremendamente pedante y resavío, Ya lo advertí hace muchos meses. Esta prueba con este horario demencial, iba a ser un suplicio para los Maratonianos... Sobretodo a partir del Kilómetro 28, sin sombra, bajo el sol del mediodía por el más absoluto de los desiertos.

A las 9:20 busco los cajones de salida, pero como me dijo un amigo runner por el Km 4 de carrera, son al puro #compadrestyle. Un cajón para los 30 ó 40 corredores más rápidos y otros dos para el resto. Unos 1000 corredores en cuyos dorsales se podía leer lo de cajón 2 ó 3. Pero dichos cajones no existían. Solo había control para acceder al primero, el resto todos revueltos hasta que los voluntarios dijeron un "Ahora pa´lante solo los del Cajón 2"... Y nadie del Cajón 3 se coló... Todos como niños buenos.

Ya estoy sudado y no he corrido ni un metro, los organizadores no tienen la culpa de que saliera un día de playa a mitad de Noviembre, pero era bastante probable. Hace 3 años por las mismas fechas, acudí a la Media de Santa Cruz y el tiempo era casi idéntico.


Pistoletazo de salida, voy muy tranquilo. No tengo ningún objetivo ambicioso. Solo busco/necesito mejores sensaciones que en la Lpa Night Run de hace 3 semanas. El inicio es complicado así que me planteo no mirar reloj hasta el Km 8.

No quería obsesionarme con mi ritmo... Pero tampoco tenía manera de calcularlo, porque, una vez más, no estaban visibles los Puntos kilométricos. El primer tercio del circuito era un Mini MAPOMA. Lleno de repechos y toboganes, casi ni un metro plano... Siempre pa´rriba o pa´bajo.

Salgo algo atrancado pero enseguida me voy encontrando cómodo. Respeto el trazado al máximo, y en una curva, soy el único entre 100 que no recorta por encima de la acera. Según nos vamos adentrando en las zonas más céntricas comienza a aparecer algo de público animoso. Sin duda, la gran sorpresa de la carrera era ver lo animadas que estaban las calles en esos primeros kilómetros.


Se me pasan volando esos primeros 7 kilómetros y pico... Eran totalmente opuestos a lo que nos encontraríamos a partir de ahí. Adiós al callejeo y las curvas... Hola a la recta interminable... Adiós al calor del público... Hola al solitario infierno bajo el solajero. 7 kilómetros en linea recta hacia La Nada. Cono, giro de 180º y los mismos 7 kilómetros en dirección contraria.

Me voy encontrando cada vez más cómodo y comienzo a subir el ritmo muy suavemente... Troto sobre 5:20 x Km.... A ojo... Sigo sin referencias.

Comparto metros con amigos como Luisa, Aitor o Claudio. Las bromas y los ánimos hacen que los metros vayan pasando rápido. Creo que ni miro el reloj durante la primera hora de carrera.

El cono que marca el punto de retorno no llega nunca... Aunque aún me veo fresco se me empieza a hacer pesado este circuito... Si lo de antes era un Mini MAPOMA esto es una Super Media del Puerto de Las Palmas...

Por fin giramos y sin pretenderlo subo una marcha. Acelero el ritmo y durante unos breves minutos siento el dulce influjo de THE FLOW. Las piernas fluyen y me siento a gusto, debo ir a 5:05 x Km, pero como voy adelantando a muchos, me siento keniata.


El subidón baja rápido, paso por el Avituallamiento del Km 15 y  comienzo a sentir algo de pesadez. Veo los edificios del centro que no llegan nunca. Si esto es duro para los de la Media para los que den una 2ª vuelta....

Voy descontando los minutos, ahora miro el reloj cada pocos segundos... Calculo hacer sobre 1:51-1:52... Descuento lo que me queda... 30 minutos... 28... 26...

Por fin veo una marca grafiteada en el suelo... Km 17... ¡¡¡Coño, resulta que los kilómetros estaban marcados!!!... A buenas horas lo descubro.

Cuando veo la marca del 18 ya voy listo y vacío... Toca apretarse los machos hasta la Meta... Poco a poco dejo de adelantar a tanta gente y comienzo a perder posiciones. No me obsesiono, el objetivo del día lo he cumplido. Mucho mejor feeling que hace 22 días, y una marca 4 minutos mejor... Progresando adecuadamente.

Por fin en la Avenida de Anaga. Ya no me queda nada y me arrastro hasta la llegada cuando Aarón me saca dos magníficas fotos... Con lo guapo y sobrao que salía hace un par de años... Ahora parezco un guiñapo arrastrao.


Fin de trayecto. 1:52:43. Busco algo de resuello en la zona postcarrera... A la que se accede tras subir un escalón de más de medio metro... Arriba todo bastante penoso... Botellines de agua que había que buscar... Minivasos de isotónica de extraño sabor... y nada más. 

Si de los avituallamientos en carrera no tengo nada que objetar (numerosos y bien surtidos), el avituallamiento post-carrera era una absoluta vergüenza. Nada sólido que echarse al estómago salvo unos vasitos con pasas, que vi tras mucho rato de espera, y cuatro gajos de naranja. 

Me dirijo al pequeño guardarropa a recoger la mochila y allí más sorpresas desagradables... Dos inmensas paelleras en pleno funcionamiento, y una gran humareda en dirección hacia el punto donde estaba la carpa guardarropa... Donde a pleno sol, y medio ahumados, varios centenares de runners esperaban por sus pertenencias.


Absoluto desastre de guardarropa. No eran demasiadas mochilas, pero estaban colocadas en el suelo sin ningún orden aparente. 25 minutos de baño de sol en mi cabecita antes de que encontraran la mía.

Tras eso me reuní con los amigos a animar a los que quedaban por aparecer. Los valientes / kamikazes que se enfrentaron a los 42,195 Kilómetros. No estaba el día para marcas, y en la segunda vuelta todo el mundo petó. Genial idea lo de salir a las 9:30... Si hubieran salido a las 10:30, a lo peor, alguno no lo cuenta y entonces sí que hubiera habido repercusión internacional...


Me parece genial y necesario que Tenerife tenga su propia Maratón de asfalto, pero creo que deben pulir algunos aspectos importantes de la misma para que la prueba tenga algo de futuro dentro del mundo runner. 

Ante todo, se debe primar la salud y el bienestar del maratoniano, y con este circuito, en estas fechas y con el clima de la capital chicharrera, si se tiene que empezar a las 7 de la mañana, pues se empieza a las 7 de la mañana. Y si no se puede, mejor quedarse solo con una Media Maratón bonita y peleona, porque otro año puede pasar una desgracia.

Hasta aquí esta crónica... La primera en muchos meses donde cumplo mis modestos objetivos preCarrera. Y donde vuelvo a disfrutar de la compañía de tanta buena gente.

Y a modo de Resumen Fin de Fiesta, estos serían los aspectos positivos y los negativos de la organización de la I Maratón de Tenerife, siempre bajo el punto de vista de un corredor de la Media Maratón y espectador de la Maratón.

Positivos:

- Circuito Bonito y entretenido... si haces 1 sola vuelta.
- Buen ambiente y animación en las zonas céntricas.
- Muy buenos avituallamientos en carrera.
- Excepcional trabajo de los voluntarios (animando y ayudando).

Negativos:

- Horario demencial para un Maratón.
- Avituallamiento Post-Carrera muy deficiente.
- Guardarropa desorganizado y mal situado (a pleno sol y bajo el humo de las paelleras).
- Puntos kilométricos poco visibles.
- Carrera de 8 Kilómetros mal medida (en realidad eran unos 7300 metros). 
- Camiseta, medalla finisher y diploma idénticos en las tres carreras. No todos hicimos el Maratón.
- Cajones de salida a lo #Compadrestyle.

jueves, 13 de noviembre de 2014

¿A qué hora deberían empezar las Maratones?


¿Cuál es la hora ideal para comenzar una carrera de 42,195 kilómetros?... ¿Qué horario consensuaría de forma equilibrada los intereses de organizadores, autoridades, voluntarios y corredores?... ¿Tiene alguna lógica la franja horaria en la que discurren los tres Maratones de Asfalto de las Islas Canarias?

Este Domingo participaré en la Media Maratón que se disputa paralelamente a la I Maratón de Tenerife. Cuando me inscribí en la misma, hace muchos meses, se anunciaba que la hora de la salida era a las 10:30 de la mañana. Afortunadamente, pocos días después, se adelantó a las 9:30 del próximo 16 de Noviembre.

A pesar del cambio, salir a las 9:30 de la mañana en cualquier zona costera de Canarias, significa que a las 12, a casi todos l@s martonian@s, le quedan muchos minutos de esfuerzo, sudor y calor. Ya puede ser Las Palmas, Santa Cruz o Arrecife, que a esa hora, casi cualquier día del año, el termómetro no baja de 18ºC... Y gracias a ello no nos morimos de hambre aquí en el trópico.

¿Qué razón de fuerza mayor impide arrancar bastantes minutos antes? ¿Tanto cuesta comprender que el peor enemigo del corredor es el calor? ¿De verdad pretendemos que nuestras carreras se llenen de guiris dándoles martirio en forma de sofoco?

Rebuscando un poco por la red, compruebo que hay decenas de Maratones Internacionales mucho más madrugadores. Por los Estados Unidos de América hay carreras que salen casi antes del Alba (Chicago a las 8, Los Angeles a las 7:30, San Francisco a las 6:30, Miami a las 6:15). En la otra punta del globo, en Melbourne salen a las 7:30, En Auckland a las 6. Por latinoamérica, el Marabana de La Habana sale a las 7, en Caracas a las 6. Mucho más cerquita de las islas, en Marrakech a las 8... Parece que solo en Europa, y por tanto en España, es habitual lo de salir a las 9.

Ojalá, algún día, alguna autoridad local, se atreva a copiar lo que hacen con éxito por ahí. Quizás cuando comprendan que cuanto antes empiecen estos eventos, antes se acaban, y por tanto, antes vuelve la ciudad a su rutina habitual. O cuando se compruebe, que saliendo antes, los sanitarios trabajan menos.

¿Que salir antes significa madrugar mucho más?

Si no tienes la ilusión de saltar como un resorte cuando suena el despertador en la mañana de un maratón, a lo mejor no deberías correrlo.

Dentro de tres días, mientras me recupere de otra Media Maratón, animaré con fuerzas a l@s valientes que se enfrentan a la gran carrera. Dicen que no hará demasiado calor, puede que incluso haga fresquito. El dulce frescor de un mediodía a 19ºC por zonas sin sombra y con la humedad habitual....