martes, 25 de febrero de 2014

Se corre lo que se puede

Paseando tan Pancho (Foto de Víctor Santana)
Parafraseando al gran Abuelo Runner, me encuentro en plena fase de correr lo que se pueda. Hace días que quedó atrás la Marathon Blues y ya tengo ganas de volver a entrenar fuerte, pero unas extrañas molestias musculares me impiden hacer todo lo que quisiera.

Desde hace dos semanas, voy arrastrando un dolor en la pierna izquierda, a la altura de la parte exterior de la rodilla, que me empieza a molestar cuando llevo unos 20-30 minutos corriendo o si intento hacer un entreno con un mínimo de calidad. No es la articulación, por lo que no me preocupa demasiado, pero tampoco me deja trotar todo lo que quisiera.

Así que estoy en Fase de Mantenimiento, saliendo tres días a la semana sin forzar, más para quitarme el mono que por otra cosa. Curiosamente, las molestias comenzaron al día siguiente de hacer un suave paseo campestre. Apenas fueron 12-13 Kilómetros muy tranquilo, pero puede que cruzando el río caudaloso de la foto, hiciera algún mal gesto, que me ha dejado más secuelas que los centenares de entrenos, de todos los colores, que he hecho en los últimos meses.

Entre trote y trote, tengo tiempo de sobra para pensar en Retos Futuros. Y después de escudriñar el Calendario de Carreras Locales y estudiar concienzudamente la posibilidad de salir fuera de mi isla. Casi con total seguridad, que de aquí al Verano, me limite a hacer 3 ó 4 carreras cerca de casa y deje mi 6º Asalto Maratoniano para más adelante.

Estas son la carreras, en las que si la salud no lo impide, ni hay cancelaciones ni aplazamientos, probablemente participe:

- Media Maratón de Gando (MACAN), 1 de Mayo.
- Media Maratón del Puerto de Las Palmas, 18 de Mayo.
- 10K Corriendo por Vegueta, aún sin fecha confirmada, pero muy probablemente también en Mayo.
- Las Palmas Urban Trail, 22 de Junio.

Todas bastante juntas, pero nuestro Calendario es el que es. El Objetivo prioritario será bajar la MMP en Media Maratón, distancia que no hago con dorsal desde Noviembre del 2012.

¿Y después? Después ya veremos... Habrá que ver donde se puede correr y donde retar de nuevo al amigo Filípides... Casi seguro lejos de mi tierra, ¿De nuevo Valencia? ¿Tal vez Sevilla? ¿Valencia y después Sevilla? ¿Otra más lejos?... Quien sabe...

lunes, 17 de febrero de 2014

¿Me prestas un cachito de asfalto?


Asfalto, negro material que cubre las calles de mi ciudad
Asfalto, fina rugosidad para rodar cual bólido de calidad
Asfalto, delicado tapiz para poner a tope el carburador
Asfalto, sueño inalcanzable para cualquier corredor

Sé que no eres mío, sé que no me perteneces,
para uno es el tenique, el carril bici y lo que me dejes.
No debería ser tan atrevido, no vale la pena ser tan osado,
siempre son para otros esos metros alquitranados.
 Cuando voy a una carrera pienso que serás mi aliado,
y el adoquín, el pavimento y la acera se acaban poniendo del otro lado.
Al menos en alguna amplia avenida eras todo para mi,
pero ahora cuatro conos y a sufrir por medio carril.
 Ni siquiera en los días de dorsal, compadreo y alegría,
te poseo todo lo que me gustaría.
 Preciosos circuitos, bulevares y amplias vías,
perfecto recorrido hasta que lo ve la policía.
La priodidad está clara, la norma es definida,
que no se queje Doña Clara, que no se enfade su señoría.
 Diez conductores enfadados, cuatro taxistas malhumorados,
la pesadilla del gobernante, el desvelo del encargado.
Ni un Domingo muy temprano,
se cortan calles ni aunque corran diez kenianos.
Ni trotando varios miles les dejarás más espacio,
que vayan por la acera, que corran muy despacio.

¿Por qué la opinión de unas decenas de drivers prevalece sobre centenares de runners?
¿Por qué cualquier pequeño atasco pesa más que el sano esparcimiento del deportista?
¿Por qué en esa hermosa avenida jamás se hará una carrera,
 pero se harán mil cabalgatas, procesiones y romerías?

Poesía Barata, Prosa mal hecha de economato.
Canción desafinada, Triste petición para pasar el rato.

Aunque sólo sea cada dos meses,
Aunque sólo pase de cuando en cuando,
Haz feliz y da alegría a los que vamos galopando.

¿Me prestas un cachito de asfalto?

viernes, 7 de febrero de 2014

Tercer Aniversario


Esta es la Típica Entrada de Marathon Blues... Cuando hay poco que contar que no sea que tienes ganas de volver a la batalla de los 42 Kilómetros y pico y que agradeces a todo ser viviente el cariño y el apoyo... Todo muy empalagoso y sensiblero... No apto para diabéticos.

Hoy este Blog cumple 3 Años, tres años hace que empecé a soltar chorradas por aquí. Tres años en que mi concepto de Correr ha cambiado radicalmente. De, simplemente, hacer deporte para sentirme más sano y saludable, a convertirme en un pirado, que disfruta tanto escribiendo como corriendo.

Empecé con este diario para relatar mi primera carrera, mi primera Media Maratón. No me salió tan bien como esperaba, pero necesitaba dejar constancia digital de que yo estuve allí. 2:00:48 tardé en mis primeros 21097 metros.

Poco a poco esta historia ha ido creciendo y gracias a ella he tenido la oportunidad de conocer a Gente 5 Estrellas... Sin duda lo mejor de todo no es correr, ni superar retos inalcanzables, ni las endorfinas, ni la salud, ni los subidones, ni los Flows... Lo mejor es compartirlas.

Ha llegado un momento, en que ya no sé si la ilusión que tengo por correr es por correr en sí o más bien por tener la excusa y la cutreinspiración de seguir soltando rollos virtuales aquí... Espero seguir haciéndolo por muchos años... Al menos, mientras existan los Blogs donde uno pueda decir lo que le dé la gana, sin que me metan en la Cárcel, o mientras haya alguien a quien le interesen estas páginas y no todo sea Postureo, vía Instagram, ó 140 caracteres se considere lo más largo que un ser humano pueda leer.

Muchísimas Gracias por todos los mensajes de apoyo y ánimo recibidos estos últimos días... En los días de bajón... Cada frase de cariño, cada palabra de amistad. Te llenan el alma de luz, armonía y felicidad. GRACIAS.

Tres años contando batallitas... En la última tardé 4:00:48, tiempo muy parecido al de la carrera que me sirvió de excusa para empezar este camino... Mi camino de baldosas amarillas hacia el País de las Maravillas... Creo que estoy mezclando cuentos... En realidad todo lo que digo por aquí es puro cuento... Los cuentos de una niña pija que escribe en su portátil rosa mientras se hornean sus cupcakes...