jueves, 29 de marzo de 2012

XXXIV Marató de Barcelona

Ahí estoy, dándolo todo con la gorra pa´tras en la recta final tras la interminable subidita por el Paralelo. Como puse en mi anterior entrada, decidí asegurar al máximo. Puse 5 defensas, un triple pivote, un centrocampista y un media punta. Esta carrera quería disfrutarla y lo logré. Por algún lado leí, hace un par de semanas, que una Maratón se corre así: "La Media Maratón hay que pasarla silbando, del km 21 al 32 se corre, del 32 al 40 se sufre y del 40 al final se toca el cielo". Yo llegué silbando al Km 32, a partir de ahí comencé a correr un poquito, por supuesto fuí tocando el cielo un buen rato en esos maravillosos kilómetros finales por el centro de Barcelona e incluso sufrí en los famosos 2000 metros del  Paral·lel.
Esta es mi crónica de la 34ª Marató de Barcelona. De todo lo vivido antes, durante y después. Si tienes ganas de leerla de un tirón, pasa antes por el baño y por la nevera porque me ha quedado larga de cojones. Una maravillosa Maratón merece una crónica descomunal (si no por lo buena al menos por lo larga).

LAS HORAS PREVIAS
El Viernes por la noche aterricé en Barcelona, lo primero que hice fue adelantar dos horitas la hora de mi móvil y mi reloj. Todo por prepararme para el Madrugón con adelanto de hora incluido del Domingo. Cenita en un Restaurante Coreano y a descansar.
El Sábado, tras desayunar, doy un suave paseo por la zona de Paseo de Gracia y Paseo de Sant Joan. Por ahí está pintada la rayita azul que tantos locos seguiremos al día siguiente. Todas las zonas por las que la veo son en cuesta, me empiezo a dar cuenta que este Maratón no es tan llano como pensaba.
Tras una comilona bestial en un italiano cerca de la Plaza de Urquinaona (las raciones eran tan grandes, que no tuve que preocuparme por donde cenar pues con las sobras tenía más que suficiente para cargar el cuerpo con carbohidratos por un tubo), me dirigo a buscar el dorsal y a encontrame con un montón de amigos.


Nada más acercarme a la puerta ya reconozco a un montón de chalados a los que sigo desde hace tiempo: Marcos (Bel_ga_rion), Isidro, Manuel Tintoré, Raúl, Rafa (Abuelo Runner)....Sin haberlos visto en persona nunca, parece que nos conocemos desde hace mucho. Complicidad, cariño, cachondeo...Una gozada. Poco a poco sigue llegando gente, aparecen Jose Brehcist y Carles Aguilar, a los que ya concocía y a los que tuve el inmenso placer de volver a saludar. Aparecen más y más corredores y blogueros que no conocía y  que seguiré con atención a partir de ahora. Todos estamos ilusionados y nerviosos. Fotos por aquí y por allá, el sol aprieta y por eso salgo en casi todas regañao, no hay ni una nube, definitivamente mañana hará calor.


Ya toca meterme en la Expo a recoger el dorsal, a esa hora no hay casi nadie, con lo que lo tengo todo en 5 minutos: Dorsal (doble porque trae uno para la espalda que es opcional), camiseta (muy chula aunque me queda un poco grande, definitivamente con tanto hacer kilómetros mi talla cada vez es menos L y más M) y poquito más (un boli, planos e información de la carrera y publicidad variada por un tubo).
Hacemos un recorrido por la Expo guiados por la sabiduría del Abuelo Runner, nos dice quien es este y quien este otro, conoce a todo el mundo y todo el mundo le conoce, menudo crack.
Ya quedamos poquitos, pues muchos se han ido a sus refugios a descansar y ver el partido del Barça.


En uno de los stands está Alexandra Panayotou, y nos sacamos una foto de grupo de esta guisa. Seguimos dando el volteo pero yo ya estoy cansado y sediento, así que nos vamos a la cafetería a beber algo. Últimos comentarios sobre un circuito que será duro sobretodo al principio y al final, y nos vamos despidiendo. Me está empezando a dar el miedo escénico y necesito ponerme en posición horizontal.  Nos vamos de la Expo junto a Jose y Marcos, fuera la Fuente Mágica de Montjuic está en pleno espectáculo. Unos minutos para relajar un poco el coco con el show de los chorritos y pa´ el Metro, quedan pocas horas para que empiece la fiesta, aunque en realidad la fiesta hace rato que ha empezado y por el rato cojonudo pasado con tanta buena gente ya valió la pena el viaje. ¡Ojalá nos volvamos a encontrar!

EL MADRUGÓN
A las 5:25 suena la alarma del móvil, aunque no la necesitaba porque llevaba 20 minutos despierto. Habré dormido como mucho 4 horas pero me noto lo suficientemente descansado para afrontar el reto con garantías.
Té, zumo, galletitas, bizcocho del Decathlon, paradita en boxes, un poco de isotónica, otra parada en boxes por si las mosquis, ropa de batalla, decido ponerme el dorsal opcional de la espalda para que se acuerden de mi los que adelante en el tramo final de la carrera, y a las 7 en punto de la mañana estoy en la calle camino del Metro de Verdaguer.
Todavía es de noche y hace un poco de fresquito, al empezar a bajar las escaleras del Metro me cruzo con una pareja de jubilados, la señora le dice a su marido, "Mira por ahí va otro". Poco a poco los maratonianos vamos saliendo de nuestros oscuros refugios, camino de la Big Party.
Ir en Metro ese día a esa hora es una experiencia para escribir un libro. Por un lado los Runners, silenciosos, concentrados, con un brillo especial en los ojos, con una expresión en sus rostros mitad emoción, mitad ilusión. Por otro lado los que vienen de marcha nocturna que forman dos grupos claramente diferenciados: Los clones del "Nen de Castefa" adoradores del chunda chunda y el pastilleo variado y los amantes de los ritmos latinos, el sobeteo y el ron. A todos estos también les brillan los ojos pero por otros motivos, alucinan en colores ante tanta gente vestida rara por ahí., creo que más de uno debió pensar que se había metido en el nuevo After de la ciudad.
Van pasando las estaciones y la proporción de corredores aumenta sin parar. Tengo que hacer un trasbordo en Urquinaona pero ni siquiera me fijo por donde tengo que ir, me limito a dejarme llevar por la marea multicolor.
Por fin llegamos a la Plaça de Espanya, voy sacando fotos con mi móvil, para tratar de plasmar el momento. Muchísimos runners pero mucho silencio también. Estamos nerviosos, tantas semanas de sudor y esfuerzo llegan a su punto culminante, llegamos a la salida del Maratón más multitudinario que se ha disputado nunca hasta ahora en esta parte del mundo. Más de 16700 tomaremos la salida en una horita.

LA SALIDA (Toca ir a por el Plan B)
He llegado temprano, saco algunas fotos y me dirijo al guardarropa. Todavía hay poca gente, con lo que no hago cola para dejar la bolsa. Me dejo puesta una vieja camiseta de manga larga para resguardarme del frío (aunque la verdad es que frío no hace mucho). Hago un leve calentamiento de 5 minutos al trote para comprobar que está todo en su sitio y unos 15 minutos antes de la salida me coloco en mi cajón, pegadito a un lado para no molestar y no agobiarme entre tanto gentío.

Mientras espero me doy cuenta que ya estoy acalorado, son apenas las 8:20 de la mañana, aún está clareando, pero en el cielo no hay ni una nube ni sopla ni un pizco de aire. Decido pasar al Plan B, es decir salir como en Valencia, muy pero que muy tranquilito (sobretodo hasta el Km 5 que es casi todo cuesta arriba) y luego ir regulando muchísimo.
Suena Freddie y la Caballé, salen los primeros. Hay tanta gente que hay tres salidas: Los buenos y todos los sub 3:30, el grupo entre 3:30 y 4:00 donde voy yo y el grupo de más de 4 horas.
Voy en la parte delantera de mi cajón, nos paramos un par de minutos cuando llegamos bajo el arco de salida y por fin cuando el reloj de carrera marca más de 6 minutos y medio comienza mi carrera.
Voy despacio, rapidamente comienzan a adelantarme muchos pero sin ser tampoco la estampida de Valencia (se nota que la gente sabe que el principio es durillo y se lo toma con moderada calma). Nada más salir de la Plaza de España la carretera pica para arriba, voy muy relajado, tanto que hasta bostezo varias veces, no es que me estuviera aburriendo pero es que iba muy pero que muy tranquilito. Km 1 miro mi reloj y flipo en colores, marca ¡¡¡¡6:13!!!!! Me he pasado de conservador, pues a ese ritmo ya no corría ni en mis entrenos más cochinos.
Subo el ritmo un pelín, voy haciendo los siguientes kilómetros entre 5:50 y 5:55. Voy fijándome en los demás, leo los nombres de los que se han puesto el dorsal de la espalda. Mucho guiri, bastantes de ellos van muy acalorados y sudando a mares.
Sobre el km 4,5 giramos a la izquierda y se acabó la cuesta arriba (por ahora). Comenzamos a bajar lo subido y rodeamos el Camp Nou, ojalá la carrera pasara por dentro de este templo como se hacía hace algunos años pero esto ha crecido tanto que ya es imposible....¡¡Visca el Barça!!.
Me adelanta el globo de 3:45 y vuelvo a flipar. Voy a ritmo de tortuga, he pasado por el Km 5 en 29:45 ¿Cómo es posible que fuera por delante de ese globo?. Ya no vería de cerca ningún otro globo de esos en los 37 kilómetros restantes, aunque a los ritmos que fui debería haber pasado en algún momento cerca del de las 4 horas.

LA GRACIA EN EL BARRIO DE GRÀCIA
Pasamos por el primer avituallamiento, parece que va a ser difícil no tropezar con tanta gente. Bebo un poco de agua y el resto me la tiro por todo el cuerpo. Aunque aún casi ni sudo hay que tener el cuerpo lo más fresquito posible. Mis ritmos suben más por el perfil de la carrera que por haber hecho ningún esfuerzo por incrementarlos. Muy pocos metros completamente llanos en los primeros 22 kms, la carrera es un continuo subir y bajar, muchas veces muy suavemente, pero no dejas de subir o bajar casi nunca.
Sobre el Km 11 pasamos muy cerquita de la zona de salida, muchísimo público que anima sin parar. A un corredor que llevo cerca un amigo del público le saluda con un ¡¡Venga vamos que no queda nada!!...no puedo evitar soltar una carcajada...sí sí no te queda nada.
Pasamos por largas rectas como Sants o la Gran Vía, es una pasada ver a lo lejos que la marabunta de corredores no se acaba nunca. Sobre el km 12 me tomo un gel que traje de casa y sigo a mi ritmillo haciendo mi carrera, sin importarme que me adelante mucha gente y manteniéndome sobre 5:40 x Km.

Llegamos al Paseig de Gracia, otra vez pa´rriba. Me entretengo viendo edificios como La Predrera, también por aquí hay mucho ambiente. Aflojo algo por la cuestita para llegar bien fresco al punta de arriba de este repecho donde me harán la foto graciosa de rigor, haciendo un poco el machango.
Seguimos subiendo un poco más por el Pg. de Sant Joan y me encuentro a mi fotógrafa habitual en el punto acordado. Aflojo la marcha, hago una gracia (que por algo estamos en el Barrio de Gracia) y ya tengo un bonito recuerdo para la posteridad.
Tenía planificados otros dos puntos (en los Kms 28 y 41 con su horario de paso apuntadito y todo) pero por problemas logísticos al final solo me pudieron sacar esta foto.

SUMANDO KILÓMETROS 
Pasamos la Sagrada Familia (esto es la Guagua Turística pues la carrera pasa por la misma puerta de todas las grandes atracciones turísticas de la ciudad) y llegamos a la Meridiana camino de la Media Maratón. Vamos un par de kilómetros junto a los corredores que vuelven pegaditos por donde vamos nosotros. si vas cansado estos tramos fastidian bastante porque sientes envidia del que le quedan un par de kilómetros menos que a ti, pero yo sigo muy fresco y relajado, definitivamente la media la voy a pasar silbando. Paso en 2:01:27, bastante más lento del tiempo previsto a priori que en mis cálculos rondaba el 1:57-1:59. Pero esos cálculos son en el sillón de mi casa, pensando que haría algo de fresco (al menos a primera hora de la mañana) y no teniendo en cuenta la orografía del terreno.
Pillo un gel en el avituallamiento, comienzo a pensar en subir el ritmo, pero queda mucho y no pienso cometer los mismos errores que en mi primera maratón. Tomo la decisión de no subir el ritmo hasta que la linea azul pase cerquita del mar.
Lentamente comienzo a ganar posiciones, hace calor y me fijo en que hay muchos corredores que apenas beben en los avituallamientos y ni siquiera se echan una gota de agua por encima. Yo hago todo lo contrario, procuro pillar todo lo que pueda (normalmente una botellita de agua y un vaso de isotónica) y aprovecharlo al máximo: dos o tres buches a la isotónica, un poco de agua pa dentro y el resto por todo el cuerpo. Es un poco complicado el tránsito por estos puntos en una carrera tan concurrida (algunos runners paran en seco, otros se te cruzan delante a lo bestia...) pero poco a poco le voy cogiendo el tranquillo: Ir con decisión, coger rápidamente lo que me interese, ponerme en el carril de en medio con paso firme mirando bien donde piso para no tropezar entre tanta botella que hay por el suelo y no empezar a beber hasta unos metros más adelante cuando ya pase el peligro de pegarse un tortazo. Si en algún punto no puedo coger algo tampoco pasa nada porque a partir del Km 20 los refigerios son cada 2,5 Kms.
Físicamente me encuentro pletórico, sin absolutamente ninguna molestia muscular y tan solo con un leve cosquilleo en uno de mis pies que muchas horas más tarde descubrí que era una ampolla.
Tras 5 kilómetros bastante monótonos por la Diagonal (2,5 de ida y 2,5 de vuelta), me tomo mi tercer gel (Km 30) y muy levemente voy subiendo el ritmo, se acerca mi momento, me están entrando ganas de ponerme a correr.

LA REMONTADA
A pesar de notarme más fresco que una lechuga no me fio del todo, esto es muy largo y las sensaciones del Km 30 pueden ser opuestas a las del Km 35. Por la zona del FORUM ya voy a ritmo más vivo que el 90% de los que tengo a mi alrededor, voy adelantando por donde se puede. A veces por el borde de la acera. Llegamos a una curva con una pequeña cuesta y casi todo el mundo recorta a lo bestia por encima de la acera, ahorrándose unos cuantos metros. Alucino un poco pero yo sigo por la rayita azul. En los próximos kilómetros haré  metros de más por un tubo pero no pienso hacer ni uno de menos.
Junto al mar el sol pega duro pero  sigo subiendo el ritmo aunque ya casi no miro el reloj. Comienzo a adelantar gente de veinte en veinte, por la derecha por la izquierda, por en medio. La calzada no es muy ancha (creo que sólo eran 2 carriles) y voy adelantando por donde puedo tratando de molestar lo menos posible. Llegamos al Km 35, el del Mazo ya no me pilla ni de coña, sigo muy bien. Paso junto a una de las cámaras fijas de la organización y saludo con el puño en alto, me noto pletórico y continúo remontando haciendo zig zags. Los videos de la carrera desde este punto hasta el final son bastante claros respecto a los que fueron mis kilómetros finales, para verlos pincha aqui.
Después de la villa Olímpica ya viene el Arco del Triunfo y a partir de ese punto el público te lleva en volandas, si vas justo y consigues aguantar sin parar a caminar hasta ese punto ya llegas a meta porque entre el Km 36 y el 40 la carrera es un contínuo subidón de adrenalina.
Por la zona vallada del Arco del Triunfo ya no me reprimo ni un pelo y aprieto a tope, continúo hacia Plaza de Catalunya en una zona llenísima de público, hay tanto que me recuerda a esas etapas de montaña del Tour de Francia donde las motos tienen que apartar a la gente para que puedan continuar los ciclistas. Voy a saco y en un momento en que veo un tapón continúo....¡Por detrás de la gente!, más de uno que me vio debió pensar que estaba un poco colgado y la verdad es que ya iba medio en trance.
Por ahí andaba mi fotógrafa habitual que se había colocado en un punto a 10 kms de distancia del acordado, por supuesto que no la vi entre tanto gentío con lo que me quedé sin una buena foto.

KILÓMETROS FINALES
Sigo cortando cabezas cuando me doy cuenta que una chica me adelanta por la izquierda. Es bajita, va dando zancadas muy cortas pero a ritmo muy vivo y está haciendo lo mismo que yo, es decir adelantar a todo quisqui por donde se pueda. Encima es de las que también han decidido ponerse el dorsal en la espalda, ahí leo su nombre, veo que pone Sonia. A veces yo le abro camino y otras me lo abre ella, vamos a todo trapo y sin darme cuenta ya estoy delante de la Catedral. El jueguecito continúa y llego al avituallamiento del Km 37,5, cojo un Powerade y le doy un par de buches, se lo ofrezco a mi nueva compañera de aventuras pero no me hace ni caso, va enchufada a su ipod y me da que no se ha dado ni cuenta (esta todavía va más en trance que yo).
Subimos un repechito hacia la Plaza de Sant Jaume, la gente va justita pero veo muy poca gente caminando. El ambientazo hace que aguantes y no te rindas. Yo no solo no me rindo si no que sigo mi particular sprint de 10 kms, de un lado para otro, con cambios de ritmos y acelerones sin fin, corro cuando veo espacio libre y me tengo que frenar cuando me encuentro un muro de runners delante mio.
Las Ramblas, la estatua de Colón, un giro a la derecha y llegamos a la recta final, una recta final de 2000 metros y con un pelín de cuesta arriba que a esas alturas se nota que da gusto. A Sonia hace rato que la dejé atrás y saludo a la cámara del Km 40 haciendo la V de victoria, un pelín pronto porque el Paralelo se hace largo como esta crónica. Al fondo ves la Plaça de Espanya, pero no llega nunca, la gente anima y tratas de darlo todo pero por primera y única vez en toda la carrera me pesan las piernas. Se agotan las fuerzas pero ya falta poco, cuento los minutos que me faltan. Km 41, cinco minutitos y ya está todo hecho. Sigo, sigo, sigo, respiro por la boca, cabeceo, trato de empujar con todo lo que tengo y por fin llego a la rotonda, un giro y recta final. Hago la última curva lo más abierta posible para evitar el tumulto de runners que llegan a meta, casi tropiezo con varios niños que están tranquilamente sentados en el asfalto esperando a sus papis o mamis y estoy a centímetros de comerme a un fotógrafo de Marathon Photos, por eso salgo tan en primer plano. Sigo sigo y sigo y por fin llego, levanto los brazos con una alegría inmensa y paro mi reloj cuando marca 3 horas 56 minutos y 1 segundo.

LA EMOCIÓN LLEGA CUANDO MENOS TE LO ESPERAS
Nada más cruzar la meta, respiro hondo, descanso y me emociono profundamente. No hay dos Maratones iguales y si en Valencia hice el último kilómetro al borde del llanto y cuando crucé la meta me sentí inmensamente feliz. En Barcelona me pasó más o menos lo contrario; La carrera tuvo muchos momentos memorables, pero en los últimos metros iba concentrado dándolo todo y no hubo lugar para ponerse sensible, pero fue pararme rodeado de cientos de corredores y estar a punto de echarme a llorar. De hecho me quedé parado en el sitio un par de minutos disfrutando del momento.
Cuando me recompongo un poco camino para que me quiten el chip, me pongan la merecida medalla, coger las botellitas de agua y Powerade e ir a la zona de avituallamiento sólido que es cutre cutrísima: Cuatro mesas a pleno sol donde solo hay gajos de naranja, trozos de plátano y frutos secos. ¿Y la cervecita?...Parece que no puedo hacer una crónica de una carrera sin quejarme de algo, y mi única queja de esta Organización son los avituallamientos post-carrera. Durante la carrera había de todo y en abundancia pero nada más acabar uno necesita algo más de 33 cl de agua, 50 cl de isotónica y unos puñados manoseados de fruta.....supongo que lo hicieron para que la zona de meta se desalojara rapidito porque no había sitio pa´tanta gente.
Entro en el pabellón a buscar la bolsa y nada más entrar veo caras conocidas. Por ahí andan Isidro y Rafa el Abuelo Runner, que están posando con unos amigos para la foto. Isidro está algo fastidiado porque pinchó al final (¡ánimo compañero que seguro que al final sacarás cosas positivas de la experiencia!). Voy con el Abuelo a recoger la mochila y me despido rápido para no hacer esperar mucho a la fotógrafa habitual (¡Gracias por todo Rafa!).
Cojo la mochila, enciendo el móvil y ya tengo un sms de la carrera con mi tiempo oficial y mis parciales , joder esto sí que es eficiencia.
Me siento tranquilamente a la sombrita a tomarme algo de comida y bebida que me traje por si las mosquis, me recupero y disfruto del ambiente.
La Maratón de Barcelona ha sido una experiencia inolvidable en todos los sentidos. Físicamente me encontré mucho mejor que hace 4 meses. De hecho en Valencia al acabar la carrera casi no me podía ni mover, pero en Barcelona, tras una horita descansando a la sombrita, me encontraba muy recuperado. De hecho estuve paseando un buen rato por la zona de Meta y el Centro Comercial que han hecho el la Plaza de Toros de las Arenas, y no me sentí nada fatigado.
Al ver los resultados oficiales veo que hice la segunda media maratón casi 7 minutos más rápido que la primera y la remontada de posiciones fue brutal, recuperando casi 2000 puestos entre los kilómetros 30 y 40.
Ya han pasado varios días y poco a poco va bajando el subidón. Ya tengo ganas de salir a correr de nuevo, aunque los objetivos que tengo a corto y medio plazo no son comparables a la inmensidad de una Maratón. La genial y extraordinariamente motivadora aventura de la MARATÓN.


Apéndice

XXXIV Zurich Marató de Barcelona

25 de Marzo de 2012

Tiempo Oficial: 4:02:38
Tiempo Real: 3:56:01

Dorsal: 10586
Puesto General: 8803 de 16011
Categoría Veterano Masculino A (M35): 3906 de 6056 

Posición   Parciales
9489          Km 5: 29:45 (5:57 x km)
10487        Km 10: 57:35 (Km5 - km10 27:50)  (5:34 x km)
10908        Km 15: 1:26:09 (Km10 - Km 15 28:35) (5:43 x km)
11221        Km 20: 1:55:00 (Km15 - Km20 28:51) (5:46 x km)
11205        1/2 Mar 2:01:27
11172        Km 25: 2:23:21 (Km20 - Km25 28:21) (5:40 x km)
10820        Km 30: 2:51:36 (Km25 - Km30 28:15) (5:39 x km)
9987          Km 35: 3:18:38 (Km30 - Km35 27:02) (5:24 x km)
8863          Km 40: 3:44:45 (Km35 - Km40 26:07) (5:13 x km)
8803          Mar      3:56:01                                      (5:08 x km)
                  2º 1/2 Mar 1:54:34

lunes, 26 de marzo de 2012

Barcelona fue una fiesta


La Maratón de Barcelona fue para mi una fiesta en todos los sentidos, disfrutada a tope desde el primer momento hasta el último. He vuelto al hogar con una sonrisa de oreja a oreja por todas las experiencias vividas durante todo el fin de semana (kedada runner bloguera incluida).

La carrera salió perfecta. Salí en plan megaconservador porque ya a las 8 de la mañana hacía calor y todo salió a pedir de boca. Haciendo la segunda parte de la carrera 7 minutos más rápido que la primera para acabar en Meta en 3:56:01....probablemente estaba para hacer 3 ó 4 minutos menos...pero que carajo!...si hubiera corrido de otra manera no habría disfrutado tanto y no habría llegado al Km 35 más fresco que una lechuga.....el del Mazo estaba entretenido dándole a todo quisqui pero yo esta vez no lo vi ni en pintura.

Proximamente publicaré mi Crónica con fotos de la espectacular kedada........¡Un Fuerte Abrazo a todos!

jueves, 22 de marzo de 2012

Fin del Plan de 14 semanas para el Maratón de Barcelona


Con dos entrenos sin mucha historia, he acabado mi Plan de Preparación para la Maratón de Barcelona, El plan lo he seguido a ratos y adaptándolo a mi gusto, en vez de salir 3 ó 4 días a la semana he salido 4 ó 5, las series las he hecho un pelín más rápido y las tiradas largas más largas las alargué a gusto del consumidor. En total he hecho 774 Kms distribuidos del siguiente modo:

Semana  Entrenos Kilómetros
     1             4           47,8
     2             4           49,1
     3             4           55,2
     4             4           54,2
     5             4           49,9
     6             4           53,9
     7             4           63,2
     8             5           72,4
     9             4           61,3
   10             5           71,8
   11             5           74,4
   12             4           58,3
   13             4           43,7
   14             2           19

Mañana ya estaré volando camino de Barcelona, nervioso y emocionado, dispuesto a disfrutar intensamente de todo el fin de semana. 
Mis objetivos el domingo serán, NO QUEDARME DORMIDO y una vez en carrera tratar de HACER LOS 42,195 KMS CORRIENDO, me sentiré mucho más realizado si lo consigo aunque sea acabando en 4 horas, que llegando a meta en 3:50 pero sufriendo como un perro en los minutos finales, y haciendo, como en Valencia, unos metros al trote y otros caminando.
A 72 horas vista, mi intención es salir tranquilito sobre 5:40, subir un poco el ritmo y mantenerme todo el rato sobre 5:35 más o menos. 
La previsión meteorológica para la carrera es SOL y temperatura entre 8 y 18 ºC, me temo que en los kilómetros finales hará un poco de calor, habrá que llegar con algo de gasolina.

GRACIAS POR TODOS LOS MENSAJES DE APOYO EN ESTAS SEMANAS

En estos últimos días dudo que tenga tiempo de meterme mucho en internet, así que nos vemos a la vuelta, espero contar muy buenas noticias.

domingo, 18 de marzo de 2012

RECTA FINAL


Se acabó la semana Pestosa, definitivamente no me gusta nada la penúltima semana de preparación para una Maratón. Malas sensaciones y dudas mil, no me gusta nada esto del tapering, corres menos pero me canso más y no disfruto casi nada. Además los días pasan muy despacio, parece que no llega nunca la semana final, esa donde ya el tiempo pasa volando y cuando te quieres dar cuenta ya estás en la linea de salida con unos cuantos miles de frikis tan colgados como tú.

7 días quedan, ya estamos en plena cuenta atrás, un par de entrenos más y a hacer la maleta que Barcelona me está esperando. A mi y a 19454 más ¿Cómo será correr con tantísima gente?

El Viernes noche ya estaré por ahí, aclimatándome y preparándome para el supermadrugón del Domingo: El Maratón es a las 8:30, pero como cambian la hora justo esa madrugada, en realidad serán las 7:30, que teniendo en cuenta que uno viene de Canarias, es como si fueran las 6:30 de la mañana...Ñooossssssssss!!!
Lo bueno de salir tan tempranito es que la última hora de carrera no te pillará a pleno sol del mediodía, con lo que el sofocón de los kilómetros finales espero que sea más llevadero que la insufrible última hora de carrera bajo el sol de Noviembre por Valencia.

Ojalá pueda saludar a un montón de amigos que nos reuniremos ese día en la carrera. Espero poderos ver en la recogida de dorsales el Sábado o si no en la mañana de la carrera (¿Hay algún sitio donde se pueda quedar cerca del guardarropa, que sea facilmente identificable por si alguno no puede ir el Sábado a la hora acordada?)

RESUMEN SEMANAL

13 de Marzo "Cansado como un perro en un minientreno de 7 Kms"

Aún con flema y con el cuerpo débil por mi medio gripe de finales de la semana anterior, hago una tirada muy cortita pero sufriendo por salir más rápido de la cuenta una vez más.

14 de Marzo "Vuelven los buenos momentos y las ganas de correr"

Rodaje de 13 Kms, haciendo dos series de 4000 metros sin forzar a tope (al menos en teoría). Salgo a una hora muy poco habitual (las 5 de la tarde) pero sorprendentemente me notaba pletórico y fuerte. La primera serie la hago al ritmo previsto (4:53 x Km) sin sufrir nada. A mitad de la segunda serie me comienzan a adelantar varios galgos de los que abundan por mi parque a esas horas y sin darme cuenta les doy fuego a las piernas para acabar la segunda serie a un ritmo medio de 4:40. A pesar del pequeño sofocón acabo bien y recupero muy rápido.

16 de Marzo "Sudando a mares tras 9 míseros Kms"

Otra tirada muy cortita estropeada por el fuerte calor (27º y de nuevo algo de calima). Cansado, pesado y sudando a litros. Nunca me sentí a gusto.

18 de Marzo "Minitirada larga con mucho calor y mucha basura"

Tirada dominguera matutina a las 9 de la mañana. Mucho calor y poco disfrute, de nuevo voy mucho más rápido de la cuenta (sobre 5:10 los 14,7 Kms), acabando en un Parque Romano que más parecía un vertedero que otra cosa.


En las fotos pueden ver como aparece el Parque favorito de los Runners de Las Palmas.
Una auténtica pocilga: Botellas, bolsas, vasos, muchos cristales por todos lados. Hoy incluso me encontré un banco arrancado, es el que está plantado "simpáticamente" en el césped (Foto 1) y una papelera también  fuera de su sitio (Foto 2). Lo peor es que cada fin de semana amanece peor que el anterior y los operarios del Ayuntamiento no recogen tanta mierda hasta el Lunes. Una vergüenza, cualquier día nos encontraremos los árboles arrancados de cuajo o algo peor.

A ver como me lo encuentro dentro de 2 semanas, porque la semana que viene a esa hora estaré a muchos kilómetros de distancia....... Maratoniando!!!!!

jueves, 15 de marzo de 2012

Numerología


Los números son mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe a nuestro alrededor (esta frase no es mía que la he pillado de la Wikipedia), existe mucha gente que piensa que su destino está determinado por los números, tu fecha de nacimiento, tu número de teléfono, tu número del DNI, todo está conectado.
Francamente, hasta hace poco esta pseudociencia me parecía algo tan creíble como el horóscopo o las cartas del Tarot, pero cuanto más viejo me hago más pienso en cosas menos lógicas y racionales. Parece que hay ciertos números que nos persiguen una y otra vez.
Creo que todos los runners que conozco guardan sus dorsales de las carreras como un tesoro más valioso que la camiseta o la medallita de rigor. Siempre nos hace ilusión conocer el numerito con el que se nos identificará tal día, como si conociendo la cifra pudiésemos adivinar como nos irá en nuestro próximo desafío.


Ayer me llegó este mensaje de la Maratón de Barcelona donde se me indicaba mi dorsal el próximo 25 de Marzo. El caso es que el número me resultaba familiar, así que me puse a mirar mis dorsales en anteriores carreras, no son muchos, solo son seis en total, correspondientes a cinco Medias Maratones y una Maratón. 
Rapidamente descubrí porque me sonaba el numerito: Media Maratón de Santa Cruz de Tenerife 568, Marató de Barcelona 10586.
Muchos pensarán que lo realmente extraordinario hubiese sido que fuera exactamente la misma cifra y no simplemente que coincidan los 3 últimos números y ni siquiera en el mismo orden, pero yo prefiero pensar que nada puede salir mal si me han dado casi el mismo número que en Tenerife, donde disfruté durante la carrera como nunca y conseguí mejorar 10 minutos mi MMP sufriendo más bien poco.

lunes, 12 de marzo de 2012

Polvo,Tapering, nervios y acojone


Así estaba Las Palmas el pasado Jueves por la tarde, una increíble envoltura de polvo sahariano que lo cubría todo. Ese día no salí a correr (porque no me tocaba que si me llega a tocar salgo igual), pero sí que estuve bastante tiempo por la calle tragando tierra. 
Las autoridades sanitarias recomendaron a ancianos, niños y todo aquel que tenga algún tipo de problema respiratorio, que permanecieran en sus casas con puertas y ventanas cerradas.
Yo soy algo alérgico y probablemente la combinación de tanta tierra con unas defensas bajas (esa tirada de más de dos horas y media siempre hace mella) me dejaron tocado, pues me he pasado el fin de semana con dolor de garganta y tos muy cargada de flema. Síntomas ideales pa´cagarse por la pata pa´bajo dos semanitas antes del Maratón de Barcelona. 
Afortunadamente los síntomas no han ido a más y a pesar de las molestias he hecho vida totalmente normal. Aún no estoy fino del todo pero nada me dice que en un par de días ya esté perfectamente, eso sí, tomando todas las precauciones que pueda en estos días de nervios precarrera.

RESUMEN SEMANAL

Lunes 5: Rodaje recuperador PostSuperTiradaLarga. 50 minutos de rodaje tranquilo por el Parque, comprobando aliviado, que en principio, la paliza del día anterior no había dejado secuelas de ningún tipo.

Miércoles 7: 15 Kilómetros con un 3 x 3000 recuperando 500 metros entre series. Mucho mejores sensaciones que la semana anterior, haciendo las series en 14:18, 14:15 y 13:59. El único problema del día fueron dos camiones del Ayuntamiento que andaban trabajando por ahí, lo que me obligaba a andar cada dos por tres haciendo zig zags para esquivarlos. Uno de ellos estaba fumigando las palmeras, y aunque el operario estaba pendiente de no regar a nadie, siempre te acababan cayendo encima algunas gotitas....a ver si fue eso lo que me afectó unos días después y no la calima.

Viernes 9: Aburrido de tantas vueltas al parque de siempre, me hice una ruta de ida y vuelta de unos 13 Kms, entre mi casa y el Auditorio Alfredo Kraus en la Playa de Las Canteras. La calima del día anterior desapareció tan rápido como vino, con lo que en teoría las condiciones eran perfectas para correr. Pero ese dia tuve muy mal feeling en todo momento, desde el principio me notaba muy cansado. Hacía calor y probablemente iba un poco más rápido de lo que tocaba (siempre entre 5:20 y 5:10), pero no eran motivos aparentes para notarme tan fundido desde el primer metro. 

Domingo 11: El Sábado por la mañana me levanto con mucho dolor de garganta y con los pulmones cargadísimos de flema....temor, pánico.....¡¡¡Ayyy mi madre que me voy a poner malito 15 días antes de la carrera!!!......afortunadamente según iba avanzando el día los síntomas iban aflojando y por la noche ya me encontraba bastante mejor. Pero el domingo me levanto igual que el día anterior...otra vez los sudores fríos, el miedo escénico.....de nuevo según van avanzando las horas los síntomas van desapareciendo y comienzo a plantearme la idea de salir a correr....¿Lo dejo para mañana? ¿Salgo muy abrigadito a ver que pasa?...Lo más sensato hubiera sido lo primero pero hice lo segundo, eso sí, abrigado como si fuera a correr por la nieve (medias hasta las rodillas, las mallas más largas que tengo que llegan hasta los gemelos, camiseta de manga corta, encima otra de correr de manga larga y una braga en el cuello.
Comienzo a correr a las 8 de la noche y salgo a todo trapo, parece que mis piernas tenían ganas de guerra y con los nervios de dos días encima, mi cuerpo me pedía marcha para contrarrestar el stress preMaratón. 
Sorprendentemente las sensaciones eran magníficas, por lo que decido hacer la tirada larga de 1:50 que tenía pensado hacer antes de ponerme malo. 
El entreno resultó plenamente satisfactorio, lógicamente a mitad del recorrido ya apareció algo de fatiga por empezar muy rápido, pero bajando un poco el ritmo recuperé sensaciones para volver a acelerar un poco al final y acabar haciendo 21,25 Kms sobre 5:15 x Km.

La primera semana de Tapering puro y duro ha acabado, ahora queda la peor semana, la penúltima, cuando los días no pasan y parece que vamos perdiendo la forma cada hora un poco más. 
Hoy ya me encuentro bastante mejor aunque aún queda algo de tos. Viene una larga semana de recuperación en todos los sentidos.

lunes, 5 de marzo de 2012

Dudas, errores de cálculo y otras historias


Según se acerca el día de volver a enfrentarme a los 42,195 kilómetros, van subiendo los nervios, las dudas y los temores. ¿Habré hecho correctamente los deberes? ¿Esta semana debería ser la primera de Tapering o la última de carga? ¿La tirada más larga la hago 3 ó 4 semanas antes del día?...
Muchas preguntas a las que les daba vueltas una y otra vez, finalmente decidí hacer una semana bastante parecida a la anterior, con sus 5 entrenos (aunque uno de ellos muy suave y cortito) y su tirada final el Domingo de un par de kilómetros más larga que la anterior. En la práctica, ha sido la semana más dura de mi preparación, por primera vez en mucho tiempo he sufrido de lo lindo en un par de entrenos y he acabado cansado como hacía tiempo que no acababa. Pero al menos, mi organismo cada vez resiste mejor ciertos excesos y, aparentemente, a las pocas horas el cuerpo ya estaba más o menos repuesto. Hoy comienzo el Tapering, toca recuperar, se acabaron las 5 salidas y las tiradas de más de 2 horas, ya se acerca lo bueno.

RESUMEN SEMANAL

Lunes 27: Tirada sin mucha historia, 12 kilómetros por el Parque Romano, haciendo muy tranquilo los 6 primeros (cochineando a tope) y subiendo algo el ritmo en los 6 últimos por lo de siempre (el Parque está concurrido y sin darte cuenta te vas contagiando del ritmo de los demás). Me volví a encontrar caras conocidas, en esta ocasión tuve el placer de saludar a Luisa, que estaba realizando uno de sus últimos entrenos de cara a la Transgrancanaria Maratón del Sábado, acabo de ver la clasificación y he visto que acabaste en muy buen puesto, ¡Felicidades chikilla!

Miércoles 29: 14 Kms con un 8 x 1000 por en medio, recuperando 200 metros entre series. Malas sensaciones desde el principio, tiré de testiculina para cumplir con el entreno que tenía previsto, subiendo siempre poco a poco el ritmo en cada serie, haciendo la primera en 4:45 y la última en 4:31. A la cuarta serie ya tenía ganas de acabar. Aparte de no tener un buen día, se me suele hacer mucho más duro un entreno de este estilo que un 3 x 3000 ó un 4 x 2000, tanto arrancar y parar me acaba desfondando.

Jueves 1: Rodaje nocturno de 1 hora por la Avenida Marítima, sin forzar en ningún momento, aunque con puntuales molestias musculares por los excesos pasados.

Sábado 3: 45 minutos tranquis por el parque, con más perros que runners.


Domingo 4: La Supertirada

Dadas las buenas sensaciones que tuve en la tirada del Domingo anterior, decidí repetirla. Volví a salir al atardecer, para evitarme el madrugón y hacer los kilómetros finales con el fresquito de la noche. Mi idea inicial era repetir también el recorrido, y si me sentía con fuerzas añadirle un par de kilómetros con una leve incursión por la soporífera zona portuaria.
Comienzo tranquilo, y aunque voy cómodo no tengo la sensación de ir sobradísimo que tenía 7 días antes. Voy hacia el Tritón, subo el pequeño repecho final (que en el perfil de Google Earth parece una pared) y doy la vuelta, voy hidratándome, tomando un gel, escuchando música. Corro con suficientes ánimos y energías para decidirme a entrar en la zona portuaria, como siempre ni un alma, pienso donde dar la vuelta y decido seguir hasta la primera rotonda, está un poco más lejos de lo calculado, se me hacen más pesados los menos de 20 minutos que hago por ahí que las casi dos horas anteriores. De fuerzas me sigo notando entero aunque muscularmente no tanto, vuelvo por mis pasos y me encamino al Parque Romano, veo por mi reloj que al final voy a hacer una tirada de más de 2 horas y media, demasiado larga, cada vez tengo más claro que los esfuerzos de más de dos horas deben ser contadísimos. Subo el ritmo y acabo los dos últimos kilómetros en 10:05, con todavía algo de gasolina pero muscularmente bastante machacado.
Cuando llego a casa compruebo por el Google Earth que la tirada del Domingo pasado no fue de 25 kms sino de 26, con lo que esta semana con los 3 de más que hice por el Puerto me han salido 29 (en 2 horas 36 minutos), un par de kilómetros y unos 10 minutos más de lo previsto por el error de cálculo, esperemos que este pequeño exceso no me pase factura.