miércoles, 18 de mayo de 2011

X Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas


Aún soy un runner novato, apenas llevo 16 meses corriendo con regularidad. Hasta el pasado domingo solo conocía la cara amable de este deporte y todos los objetivos que me había propuesto los había conseguido sin problemas. Pensaba que por haber corrido dos Medias Maratones ya controlaba la distancia y sin mucho esfuerzo bajaría mi marca. Esta es mi crónica de la X Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas, que también se podría llamar "Carrera de los debería"

Debería de haber corrido en negativo, como he hecho siempre: Me dejo llevar por la marabunta y aunque salgo en el pelotón de cola, voy más rápido de la cuenta. Viendo los tiempos parciales compruebo que hice los 4 primeros kilómetros a 5:20 y luego fui perdiendo fuelle poco a poco:  [Km4--Km10.4] a 5:30, [Km10.4--Km14.3] a 5:35, [Km14.3--Km18] a 5:39 y el tramo final, en plena pájara, a 6:36. 


video
Este video se puede descargar en HD en http://www.acfipress.com


Debería de haber ahorrado hasta el último gramo de fuerza: Lo de ir caminando a la salida desde casa (35 minutos de caminata) no lo vuelvo a hacer, sobretodo si a las 8 de la mañana veo un termómetro que marca 25º.

Debería de haberme traído el agua de casa:  En el segundo de los tres únicos avituallamientos, se acabó el agua cuando aún quedaban por pasar más de 100 corredores. Yo pillé una de los últimos botellines cuando no me tocaba, en tramo de ida del Dique Reina Sofía, al ver que los voluntarios comienzan a decir que se les acaba el agua. Hace dos semanitas corrí la Media Maratón de Gando y escribí dos entradas completas criticando a la organización, pero la de la Fundación Puertos de Las Palmas merecería 25. Sólo 3 avituallamientos me parecen muy pocos para un circuito tan duro, y si encima en uno se acaba el agua antes de tiempo...pues ya ni te digo....muchos no probaron ni una gota durante 10 kilómetros.

Debería de haber inspeccionado in situ el terreno: Aunque conozco la zona portuaria de sobra (de pequeño la recorrí muchas veces en bici), jamás había visto la terrorífica subida del km 15 (es una carretera de nueva construcción). El domingo anterior a la carrera me hice un entreno de 16 Kms y por un momento pensé en hacerlo por el puerto pero al final me pareció mejor hacerlo por el Paseo de Las Canteras (más que nada porque era mucho más entretenido).

Debería de haber bebido adecuadamente en el último avituallamiento: El inicio de la subida del km 15 era la zona más calurosa del circuito (ni una sombra, ni una gota de aire), cuando llego al avituallamiento una voluntaria grita ¡¡¡¡¡Agua Agua aquí hay agua!!!! le cojo una botella pero solo me tomo un pequeño buchito y el resto me la tiro por todo el cuerpo (iba más pendiente de acabar la subidita que de otra cosa). Una segunda botella, que podría haber cogido, me hubiera venido de perlas, sobretodo cuando tras una curva cerrada me encontré el infernal tramo final, una interminable recta de más de 500 metros al 10% de pendiente


Tras la agonía de los últimos kilómetros, donde por primera vez en mi vida runner me vinieron a la cabeza pensamientos del tipo "que coño hago aquí" o "más nunca vuelvo a apuntarme a una cosa parecida", con un bochorno insoportable, a pleno sol, entre cabreado y resignado, me sitúo al final de una inmensa cola para entregar el chip, recoger la bolsa del corredor y acabar esta nueva aventura.

Poco a poco voy recobrándome del sofocón (ese misterioso paquete de papas chips de la bolsa del corredor puede que hiciera milagros) y comienzo a ver el lado positivo de la carrera; completarla sin pararme a caminar y aunque perdí bastante tiempo en los últimos kilómetros, bajar de las 2 horas y hacer mejor tiempo que en mi debut en la distancia hace 4 meses.


Por último me gustaría nombrar la anécdota del día y que tiene que ver con nuestro presidente autonómico. 

Tras pasar el avituallamiento sin agua del km 10 me cruzo con Paulino y su acompañantes habituales, uno de ellos, al darse cuenta de que no van a tener agua, saca un teléfono móvil y mientras paso a su lado, en sentido contrario, escucho "Agua para Paulino, hay que traer agua para Paulino"......eso, sólo para Paulino que los demás ya nos beberemos las babas de las botellas vacías del suelo.


Muchas Felicidades a DelPilar,Ivan y Gonzalo por sus magníficas carreras, hasta la próxima ;-)

8 comentarios:

  1. Muy ilustrativo. Sin haber participado en ninguna
    carrera popular, voy recogiendo detalles como los que cuentas ya que seguramente algún día tendré que aplicarlos. Gracias por compartirlos.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Imagino que cada carrera nos hace aprender un poco más de nosotros mismos. Los debería no son más que afinamientos, precisión de la maquinaria runners. Creo (no tengo la suficiente experiencia)
    También pienso que un poco de sufrimiento te hace más fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Si no hubiese "deberías" esto sería muy aburrido. Además, no llegaste como un "horco con diarrea" para nada (jaja¡), se te ve muy digno.

    Por cierto, yo también estaba buscando en la bolsa una isotónica como una loca y me encuentro el famoso paquete de papas-ganchitos (me tronché de risa cuando lo vi). Tengo que admitir también me lo acabé. Lo del agua y Pau... !no coment¡

    ResponderEliminar
  4. Hay días mejores y días peores, y de todo se aprende, aunque parece que los problemas con el agua son el comunes en las medias maratones. Yo corrí hace poco mi primera media (en La Laguna) y y en kilómetro 17 ya no había agua.

    En fin, a ver si algún día hacen mejor los cálculos. Sólo te puedo felicitar por haber acabado la carrera y seguro que en la próxima te va mejor...

    ResponderEliminar
  5. Pancho amigo, se aprende más de estas carreras que de aquellas en las que todo te sale bien. Si has corrido en esas circunstancias, imagínate el día que todo vaya bien: volarás.
    En 21K pueden pasar muchas cosas y hay que sobreponerse como tú has hecho, y en 42K ni te cuento...
    Se vé que esto te gusta, que no es una moda en tu vida, que te va a acompañar para siempre. Sigue entrenando, sigue un plan, varía entrenamientos, corre a diversos ritmos, haz cuestas, etc y poco a poco estarás mejor para pasar los pequeños obstáculos. Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. PANCHO de los pequeños detalles es de donde se aprende... pero como consejo.. el agua es super importante para cualquier corredor, en época de calor.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena Pancho por completar otra media más y sobretodo por pararte a analizar esos puntos de los que seguro que puedes aprender algo, porque al fin y al cabo siempre nos sirven para mejorar. Espero que lo que sufriste en esta carrera no te desanime y continues "tan Pancho"!

    Un saludo

    PD: la anecdota que cuentas al final es de película. No se si me parece bochornoso o me hace hasta gracia!

    ResponderEliminar
  8. No te desanimes pancho, a mi también después de alguna pájara corriendo y pasándolo mal por un rato, he pensado en que hacia allí. Pero una vez superado el mal trago, me siento con ganas de más. Pues es el espirito de superación lo que nos hace competir.

    ResponderEliminar