lunes, 2 de mayo de 2011

¿Dónde están mis ambrosías?


Diferencias entre ser un Runner militar y uno civil (Version MACAN 2011):

Inscripción: Gratuita para unos, 10 Euros para los otros.

Recogida de dorsal: En el lugar de la salida de la prueba desde 2 horas antes para unos, en una tienda en el Barrio de 7 Palmas de Las Palmas de Gran Canaria para los otros (esto para mi fue un engorro pues vivo en la otra punta de la ciudad y para colmo de males al llegar a la zona me encontré con un gran atasco de tráfico en la zona, algo muy habitual cada vez que hay fútbol, circo, concierto, rebajas......).

Bolsa del corredor: Al acabar la carrera te preguntaban si eras civil o militar, evidentemente el contenido en la bolsa de unos era distinto a la de los otros, no sé exactamente todo lo que traía la de los militares, pero traía comida. 
En la que me tocó a mi, y supongo que al resto de los runners  civiles, solo habían tres caramelos pero en la de los anfitriones del evento (osea el personal militar) había bollería y un puñado de sabrosas ambrosías Tirma.....¡¡¡que escándalo han marginado a decenas de runners sin ese placer tan exquisito ideal para disfrutar tras un esfuerzo como el del domingo!!!. Bueno, bromas aparte, la verdad es que el avituallamiento sólido postcarrera era bastante justito (plátanos, naranjas y manzanas), con lo que algo más hubiera sido de agradecer.*

La Carrera me pareció una maravilla, el marco incomparable, pero no me gustó esa distinción entre clases de runners, pues todos tuvimos que recorrer los mismos 21,097 kilómetros para llegar a la meta y si no eres militar, puedes tener la sensación de que te han invitado a una fiesta pero te han hecho llevar la bebida y no te han dado postre.

*Nota del autor: Proximamente publicaré mi entrada sobre la carrera en sí (más que nada estoy esperando a conocer la clasificación que hoy Miércoles aún no aparece por ningún lado).....sobre "The Ambrosías Incident" hay una ampliación en los comentarios, pues metí la pata y parece que las ambrosías, en un principio, estaban a disposición de todo el mundo, junto con más comida y bebida que yo y otros muchos runners ni olímos.

6 comentarios:

  1. Me parecen ilógicas esas diferencias; pero mira el año que viene que corran ellos solos, así a lo mejor se dan cuenta de que en el atletismo popular es mejor sumar que restar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que veo algo así... bueno por lo menos disfrutaste de la carrera no?

    ResponderEliminar
  3. Muy feo eso de distinguir a los que no son militares. Casualmente no sé si sabes que trabajo en Tirma, le diré a la responsable de Marketing lo que ha ocurrido con las ambrosías que dió. Esto me recuerda a la época de Franco, donde los militares se quedaban con lo mejor. Un saludo, ¿y la crónica de la carrera? ¿en otra próxima entrada?

    ResponderEliminar
  4. Los 3 caramelos que me tocaron también era de la marca Tirma...aunque de anis, los que suelen quedar al final.........ya detallaré mi experiencia en la carrera (que repito fue excelente), pero que a mi juicio se puede mejorar en muchos aspectos (aparte de lo de las ambrosías, los powerade estaban contados y si llegabas en el pelotón de cola casi no quedaban para los corredores aunque muchos familiares, incluyendo niños y abuelas tenían el suyo en la mano)

    ResponderEliminar
  5. Que pena leer este tipo cosas. Además, con lo que me gustan las ambrosías de Tirma me hubiese indignado, jeje.

    ResponderEliminar
  6. Viendo las fotos del club deportivo atlefulca me acabo de dar cuenta que con las ambrosías pasó lo mismo que los Powerade....que no llegaron a los que acabamos de los últimos......Mi error está en que cuando llegué a la zona del refigerio (acabé en 1:57) ya no quedaba nada de comida aparte de la fruta pero viendo las fotos parece que en principio las ambrosías estaban ahí junto a la fruta...pensé que estaban en las bolsas de los militares al no verlas por ningún lado y ver como otro corredor sacaba 4 ó 5 de su bolsa.....perdón por el error.

    ResponderEliminar