domingo, 26 de octubre de 2014

II LPA NIGHTRUN


Anoche se disputó en Las Palmas de Gran Canaria la segunda edición de su gran carrera nocturna. Después de 1 hora 56 minutos y 41 segundos me fui para casa con el cuerpo cortado, el estómago revuelto, las piernas tiesas y mi PMP en Media Maratón desde Mayo del 2011

Este es mi relato de la LPA Night Run 2014... Los recuerdos de un corredor cada vez más Indigno... y Feliz.


En los días previos a la prueba se palpaba que la gran expectación no era el tópico de siempre con que adornan sus artículos de parvulario la prensa local... Había ganas...y muchas de que llegara el 25 de Octubre

Gente entrenando a todas horas por todas partes. Personas con miles de historias de superación, de sacrificio y de ilusión. Runners que nunca saldrán en los papeles y cuyas marcas, para algunos pocos indeseables, recibirán el calificativo de poco dignas o mediocres.

En mi caso, tenía unas ganas locas de que llegara este día. La noche prometía y  me sentía, por primera vez en muchos meses, preparado para darlo todo con un dorsal en el pecho. 

Lobby Bloguero y asesores... Conspirando.
Tanto deseaba participar en esta carrera, que me acerqué a la Feria del Corredor tanto el Jueves, como el Viernes. El primer día para recoger la Bolsa del Corredor (la mejor que he visto por Gran Canaria en mucho tiempo) y el segundo para asistir a un imprescindible y divertidísimo Cónclave del Lobby Bloguero / Twittero.

Además preparé toda la ropa de faena con muchísima antelación y hasta me puse la pulsera identificativa pocos segundos antes de darme cuenta que si se ponía en la muñeca y se ajustaba solo se podía sacar cortándola (Salvo que seas Ingeniero Nuclear)... Con lo que tuve que improvisar un nuevo capítulo de Mis Crónicas del Maratoniano Apañao.. Recosiéndola el día de la carrera.

Me hacía ilusión conservar esa pulsera ya que en ella figuraba la fecha... La fecha de mi Cuarenta Veinticinco Cumpleaños...


... Y llegó el día... Era la primera vez que hacía una carrera de más de 10 kilómetros por la noche y no sabía como plantear la estrategia de alimentación y descanso... A las 11 reunión con amigos... A las 14 comida familiar... Primero tarta y picoteo... Luego más comida y regalitos... ¿Dónde quedó lo de comer lo justo y descansar mucho?... 

A las 7 llego al Parque Santa Catalina y bolsa pa´l guardarropa... A esa hora extrañamente poco concurrido... Todo parecía indicar que por culpa del Furrrbo muchos llegarían apurados de tiempo y la salida probablemente se retrasaría.


Más encuentros, mas risas, más conspiraciones y más fotos... Visita a los baños del Centro Comercial, breve trote cochinero de calentamiento y para los cajones de salida.

Colas y empujones para acceder al tercer cajón... Algo de nerviosismo y muy poco civismo por algunos (los que se quieren meter donde no les toca, los que van ganando sitio a base de golpitos...). Por fin a las 19:50 accedo donde me toca.

Ya ha anochecido y en la linea de salida no se ve un pimiento... Entre sombras y penumbras distingo las caras amigas de Luis y Antonio... Siempre viene bien tener un amiguete cerca pa´ tertuliar y relajarse en esos tensos momentos previos a una carrera.

Música atronadora, pantallas muy potentes, petardos y voladores explosionando a escasos metros... 20:10... Disparo de salida... Vamos medio ciegos - medio sordos... Si nos hubiéramos quedado mudos esto podría ser el inicio de la Ópera Rock de The Who.

Mi intención era salir muy conservador y no dejarme llevar por la locura del inicio, donde casi todo el mundo sale a todo trapo (sobretodo los runners del 10K). Aunque llevaba acumulados 600 kilómetros de entrenamiento en los últimos tres meses, sabía perfectamente que aún estoy lejos de mi mejor forma. El objetivo era hacer sobre 1:49 - 1:52 en progresión. 

Desde el primer metro no me noto cómodo. Me siento pesado y enseguida comienzo a sudar a mares. Busco el primer punto kilométrico pero no lo encuentro, tampoco veo el segundo. El recorrido en los tres primeros kilómetros es soso y desangelado, lo de siempre por la zona portuaria

Era imprescindible hacer metros por ahí para que el pelotón llegara lo suficientemente estirado a las calles estrechas, pero a ese tramo, con las modificaciones de última hora, le sobraban giros (con dos de 180º casi seguidos...).

Por los comentarios de otros corredores y sus gepeeses sé al ritmo que voy, sobre 5:35-5:40. Salí tranquilo y a la vez atrancado, pero tenía la sensación de ir algo más rápido.

La noche era perfecta... Para pasear o para estar sentadito en una terraza cerveza en mano... Pero pa´ correr le sobraban un par de grados y muchísima humedad.

Breve callejeo y llegamos al Paseo de Las Canteras, ya sé de sobra que no voy a cumplir mi Objetivo Inicial ni de lejos y que la carrera se me va a hacer muy larga. Km 4 y ya voy descontando lo que me queda pa´ Meta ( -17...).... Y eso a ritmazos que hace unos meses eran UltraCochineros.

Sé que voy por el Kilómetro 4 porque el circuito me lo sé de memoria. Pero de los famosos puntos kilométricos patrocinados sigo sin ver ni rastro... Y no paro de buscarlos... Como busco algo de chispa en mis piernas.

Mucho ambiente por la zona pero poco espacio para correr. Es lo que tiene este Paseo, que no puedes despistarte ni un segundo porque en cualquier momento te puedes pegar un resbalón o comer una farola, una papelera o un banco. A pesar de todo es una de las zonas donde más sientes el calor del público, que es uno de los principales puntos fuertes de la carrera.


Paso por el primer avituallamiento... Bien surtitos con mesas y voluntarios a ambos lados... Este aspecto de la organización me pareció casi perfecto... Por los 4 que pasé en carrera no eché a faltar nada.

Bebo media botella y el resto me la tiro por encima... Tengo sensaciones de Km 25 en una carrera a muerte pero voy al Trote Finisher por el Km 6... Por el Kilómetro 6 justito... ¡¡¡Coño, por fin veo un cartel!!!

33:44 en los primeros 6000 metros, 5:37,3 x Km... Mi única referencia en toda la Media Maratón.

Comprendo de golpe porque no he visto ninguna señal hasta ahora y porque no veré ninguna de las 15 que me quedarían por ver. Son cartelitos de apenas 50 centímetros de alto... Colocados a ras de suelo (en este caso apoyado a los pies de una farola). Entre la oscuridad y tanto corredor/a alrededor es normal no haberlos encontrado.

Lo que no es tan normal, es no verlos a partir del Km 10 (cuando desaparecieron los del 10K que eran inmensa mayoría), puede que algún personaje se los llevara simplemente para jo##r la pavana o que algún coleccionista de artículos raros coleccionables tenga en su casita una nueva colección casi completa... Eran casi del tamaño de una mochila.. Así que no sería El Robo del Siglo hacerlos desaparecer.

Km 9
Salimos de la playa y tras el repecho del Colegio decido tomarme el único gel que llevo a cuestas. Es solo el Km 7 pero necesito algo de fuelle urgentemente. La carrera se está convirtiendo en un pequeño suplicio, ya me he olvidado por completo de objetivos de tiempo y quiero disfrutar minimamente de esta fiesta.

Nos encaminamos hacia Fernando Guanarteme. Me parece un acierto rotundo el cambio de recorrido, de un carril separado por conos de un montón de coches a toda una amplia calle de dos carriles recién remozada solo para nosotr@s. 

Después de una leve bajada comienzo a sentirme más cómodo y empiezo a sentir algo de soltura en mis extremidades. Comienzan a reconocerme otros corredores y gente del público... Me animan que da gusto ¡¡¡Muchas Gracias a tod@s!!!... Si en los días buenos los piropos saben a gloria en los malos te salvan la vida.

Llegamos al Kilómetro final para la prueba corta, much@s aceleran el ritmo... Trato de concentrarme en lo mio y sobre el Km 9 los amigos de Zaplayeras.com me sacan la foto de más arriba... Magnífica imagen que resume a la perfección mi LPA Nightrun ... Sacada en el mometo de mejores sensaciones del día...

Km 12 (Foto de César de Francisco)
Segundo avituallamiento, más saludos, más ánimos y más piropos. Nos adentramos en León y Castillo. Por ahí hay dos carriles para nosotr@s y los otros dos (en sentido contrario) para vehículos a motor. Algunas quejas de mal gusto entre los usuarios el automóvil.

Esa misma calle se corta infinidad de veces en Carnavales, Navidades, Manifestaciones y hasta en Fiestas Rocieras con caballos de menos de 100 personas... Seguro que leeremos algunas amargas quejas diciendo que ¡Nos Vayamos a Correr a la cumbre!... o que ¡Los conductores tienen familia y no se merecen esto!... Ambas frases las escuché en mi cansino trote por la ciudad.

César y Alberto me sacan una sonrisa y me regalan varias fotos pa´la crónica. Buena Gente. Siempre a las puertas de la Tabaquería La Palma animando a los runners, independientemente de la carrera y de si es el primero o el último... Como debe ser.

Según nos acercamos a Triana y Vegueta, a pesar de adelantar a bastantes, voy perdiendo algo de repris. Descuento los minutos que me quedan... Veo que al menos no será un día de PMP y parece que 2:00:48 seguirá siendo mi peor registro en la distancia... Por ahora.

Km 18 (Foto de César de Francisco)
Al llegar a la Calle Triana, comenzamos a cruzarnos con los cabrones campeones que van un montón de minutos delante nuestro. Como a estas alturas vamos bastante desperdigados eso sirve para dar más ambiente. Ánimos de un lado y otro. Ya todo el mundo va con lo justo.

Repechos por Malteses, Catedral y Santo Domingo. Regulo todo lo que puedo, no vale la pena exprimirse en esos puntos. Todavía queda un tercio de carrera y la hijaputa de vocecilla interior me dice que pare de vez en cuando a caminar... No le hago puñetero caso... Al menos con esa victoria me quedo.

Giro de 180º a las Puertas del Cementerio. Bebo todo lo que puedo del botellín (agua) y del vaso de papel (isotónica)... de papel... de papel... Parece que también existían por Gran Canaria los vasos de papel... Da igual que vayas trotando y cascado... Lo doblas, lo inclinas y to´pa´dentro.

Ya no queda casi nada en el depósito... Me concentro en mantener el ritmo... Volvemos por donde fuimos... Ahora nosotros somos los cabrones campeones.

Calle Venegas... Que recuerdos... Que Recta de Meta...Voy más cansado que entonces... Con 24 kilómetros menos en las piernas...

Luis Doreste Silva, Juan XXIII y por fin la Avenida Marítima.

Largísima recta hasta la meta de algo más de 2 kilómetros. Me sé de memoria ese carril bici. Me concentro en seguir los pies del que llevo delante y no cojo nada del último avituallamiento... Con el día que llevo solo me falta acabar con flato.

Al llegar a las Alcaravaneras ya no me queda nada de fuerzas... El runner que va junto a mi y yo nos damos ánimos mutuamente... Le voy cantando lo que falta... Venga que quedan 1000... Vamos coño solo 500.

Mi compi saca fuerzas y se me va por la Base Naval. Llegamos a la oscurísima Recta de Meta de verdad. Es una pena que una carrera con zonas tan bonitas tenga un final tan clandestino. Ni el publico te ve con claridad ni tu distingues nada más que sombras y un arco iluminado al fondo.

A poco de llegar, oigo como se me acercan dos corredores y me parece oír que uno le dice al otro... "Venga que ese es Pancho"... Aceleran y me dejan atrás... Me alegra haberles servido de plus para arañar unos segundos al tiempo final... Y no lo digo con ningún tipo de ironía... No fue ningún tipo de adelantamiento poco deportivo o caballeroso... Si tienes algo en la recta final hay que sacarlo.

Brazos en alto, aplausos pa´l público y por fin, la alfombra de meta. Llego algo descompuesto. La gran Luisa ha llegado bastante delante mio y está recuperando en la zona. Le cuento mis penas y me cuenta su historia. No puedo con mi alma y me quedo tranquilo sobre una piedra.


Tras pasar brevemente por la zona de Avituallamiento Final y saludar a un montón de grandes personas... Me encamino, con el cuerpo medio cortado, medio cabreado, hacia el guardarropa con intención de volver. Pero al recoger la mochila me voy encontrando peor y decido irme pa´casa.

Poco antes de irme para mi refugio me cruzo con Silvia y me cuenta el detallazo que tuvo conmigo la Organización. Parece que por la Megafonía de la Carrera echaron un montón de flores a este Humilde Bloguero y hasta le desearon un Cumpleaños Feliz como en las películas. ¡¡¡Gracias Infinitas!!!... Estoy deseando ansiosamente que salgan los videos de la carrera en corriendovoy para ver si consigo escucharlo.

Como esta crónica me ha quedado más interminable que la versión extendida de la segunda parte del Hobbit. Dejo el apartado de Sugerencias y Críticas Constructivas para una próxima entrada. Esta carrera ha demostrado de sobras que nos escucha, así que merece la pena tomarse su tiempo en explicar detalladamente los fallos y aportar posibles soluciones. Seguro que lo agradecen y muchas de esas sugerencias se acaban convirtiendo en realidad. Animo a tod@s a enviárselas por cualquier medio.

Que curioso esto del Running. Anoche a las 11, con las piernas tiesas y el cuerpo chungo, estaba bastante hundido y hasta se me pasó por la cabeza hacer una crónica de tres lineas y mandarlo todo al carajo... Me refiero al blog y a participar en carreras por una buena temporada, tampoco se asusten... Pero esta mañana, tras una buena cena y descansar en condiciones me he levantado contento. La carrera me salió mal, hice mucho más tiempo del que esperaba y lo pasé fatal... Pero a la vez me pasaron cosas maravillosas que cada minuto aprecio más y ahora mismo vuelvo a tener unas ganas locas de volver a participar en un evento parecido... Próxima parada Media Maratón de Tenerife... No hay tiempo para lamentaciones... Solo se trata de correr.

15 comentarios:

  1. ¡Grande Pancho! En las malas es donde los corredores subimos de nivel. Yo también escuché tu cumpleaños feliz, buen detalle!

    La "petada" fue bastante general, pocos de los que tenían ambiciones de marcas las consiguieron. Yo me arrastré casi literalmente los últimos 5 kilómetros y aún asi sólo me adelantó un corredor, una muestra de que iba todo el mundo bastante tocado. Una más a la saca, una gran saca llena de experiencias y las que quedan!

    ResponderEliminar
  2. Las carreras que se hacen más largas son las más épicas! A pasar página y a por Tenerife que de buen seguro te saldrá mucho mejor que esta.
    Un abrazo amigo y feliz cumpleaños un día tarde!

    ResponderEliminar
  3. Bueno Pancho, unas veces toca cal y otra arena. Marca una muesca más en la zapatilla y a por la próxima. Y felicidades por tu Cuarenta-Veinticinco Cumpleaños!!

    ResponderEliminar
  4. Como todos hemos tenido y tendremos carreras que no nos salgan bien, tu crónica me ha parecido realmente reconfortante, para recordar que es posible acabar dignamente a pesar de todo y que los pensamientos negativos se acaban yendo pronto. Mucha suerte en tu próxima carrera.

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo Pancho, todo esto va por rachas....unas veces todo fluye y somos más ligeros que el aire y otras veces la cabeza y las piernas no acompañan y se nos llena la cabeza de pensamientos catastróficos...Volverás por tus fueros y pronto !!

    ResponderEliminar
  6. Pancho de esto ya sabes bastante, y sabes que hay días mejores y días peores. Parece que esté sábado te tocó uno de los días malos. Sabes perfectamente que no pasa nada.

    Nos vemos en un par de semanas en la maratón de Santa Cruz, en lo que espero que sea otra fiesta de "corredores mediocres" pero que tienen mucha ilusión (y siempre corren para darlo todo).

    ResponderEliminar
  7. Felicidades por esos 25....!!! Esta media te cogió desprevenido...seguro que sacas muchas conclusiones para Tenerife...a por ella!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pancho sacaste una carrera con lucha, la foto del 9 lo dice todo. El que sea el día de tu cumple hace que tengas posibilidades de conseguir una buena petada, así que lo mejor es que otra al bolsillo y a preparar la próxima.

    ResponderEliminar
  9. Cómo? Que te felicitaron por megafonía y tú aún corriendo? FALLO DE ORGANIZACIÓN!!!!!!! Ja, ja
    Lo de la bajada de rendimiento hay que mirarlo, hacía calor y mucha humedad pero por sí solo no explica ese pajarón desde el minuto uno. No se si la alimentación del día, falta de descanso o que te falta hierro. Puede ser un día malo simplemente.
    En Tenerife comprobarás si fue un día malo o algo más. Allí nos vemos.

    PD: Lo de servir de motivación para que otros te adelanten me hace gracia, pero es cierto, yo lo he vivido. Otros corredores pueden volver a casa diciendo "le metí un hachazo a Pancho el del blog", ja,ja

    ResponderEliminar
  10. Compañero Walking dead:
    Ni sé que decirte. No sé si la crónica la has escrito tú sobre tu media maratón o yo sobre la mía. Pero te diré la verdad, ayer, cuando quedaban 500 metros empecé a celebrar mentalmente mi llegada a meta. Las hemos pasado putas, muy putas, pero no nos hemos retirado. Hemos peleado contra el diablillo que nos decía "párate, déjalo, no vale la pena..."
    Y por lo menos a ese le vencimos.
    Vendran tiempos mejores y nos harán más buenos...

    ResponderEliminar
  11. Bueno son dias que todos hemos tenido alguna vez, y lo de dejar el blog ni se te ocurra, a algunos les divierte leer nuestras aventurillas jeje. Un saludico.

    ResponderEliminar
  12. Pancho, eres grande y es increíble lo mucho que te quieren por aquí. En breve estarás de nuevo en tus números y marcas, no lo dudes. Un beeeeso¡¡

    ResponderEliminar
  13. Vaya Pancho, una carrera sufrida! Pero la terminaste y te encontraste con un montón de buena gente! A ver si la próxima me cuadra y la puedo hacer. A veces hay carreras que salen bien y otras que no,,,,pero no hay que perder los ánimos. A seguir dando caña! Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Hay días que no cuadran los astros!, una MM nocturna a con la humedad que había se tiene que hacer dura, pero hay que tener fuerzas para saber acabarla...como un campeón que eres. Poco a poco te irás metiendo en tus registros.Cuídate, un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Viendo las fotos el calor debió ser considerable, lo de la pmp es parte de este tinglao que llamamos correr, lo mismo que los pensamientos del tipo no corro un metro mas en mi vida y al dia siguiente estás mirando carreras para desquitarte.
    mucha suerte en la siguiente media
    vamos Pancho, dale duro!!!!

    ResponderEliminar