lunes, 8 de julio de 2013

Corriendo todos los días


Del director de


De los productores de 


Del guionista de 


Llega

Corriendo todos los días... A pocos pasos del manicomio para runners

Érase una vez un chico de treintaytanos que comenzó a correr sin otro objetivo que perder un par de kilillos y sentirse mejor consigo mismo. Leyó todos los libros sobre Running que encontró en la Biblioteca, pasó horas navegando por la red buscando consejos, se compró un montón de revistas de la Runner's World y todo el conjunto de ropa para correr del Decathlon.

Poco a poco comenzó a progresar, cada vez hacía más kilómetros en menos tiempo. Tras unos meses se planteó participar en toda una Media Maratón, se preparó a conciencia y cumplió su objetivo, pero al poco se dió cuenta de que si no le contaba su hazaña al mundo le faltaba algo. Se abrió un blog para contar sus batallitas y se empezó a dar cuenta de que algo no funcionaba demasiado bien en su cabeza, pero conoció a unos cuántos que parecían estar aún más chiflados que él y esto le dió ánimos para ir un paso más allá.

Se dejó llevar por completo por la demencia runneril y empezó a pensar en Maratones, cayó el primero, el segundo, el tercero y el cuarto. En casi todos acabó sufriendo como un perro pero a las pocas horas ya estaba deseando ir de nuevo al matadero.

Su progresión meteórica se estancó, dejó de mejorar marcas una carrera tras otra y comenzó a perder el interés por apuntarse a todas las carreras de su pueblo. Recién salido de una eterna Marathon Blues y buscando un punto de inflección que le diera por completo la vuelta a su mundo, comenzó a salir a correr un día tras otro.

No lo hizo por correr más rápido o más lejos, sólo lo hacía porque le apetecía.

-----------------------------------------

Apéndice: Los primeros 7 días

Lunes 1 de Julio: 6:10 a.m. Tras 3 días sin correr salgo bien tempranito. 8 vueltas al Parque Romano a tope (4:51 x Km). Luego duchita y a currar bien relajado con el chute de endorfinas mañanero a flor de piel.

Martes 2 de Julio: 10:20 a.m. Hago mi ruta con cuestas habitual bajo un cielo encapotado, aunque no hace demasiado calor la humedad hace mella y sobre el Km 7 del recorrido noto un fuerte bajón y tengo que parar, me arrastro hasta el Parque de las Rehoyas y me remojo en la fuente que hay en la zona para perros... Muevo el rabito y hago Guau Guau pa´que no me multen. 8,5 Kms a 5:37 de media.

Miércoles 3 de Julio: 20:45 h. 12,5 Kms por la Avenida marítima de mi ciudad, disfrutando de la brisa del Mar. 5:25 x Km de ritmo medio.

Jueves 4 de Julio: 20:30 h. Suave llovizna muy agradable que me acompaña en 11 Kms por el Parque Romano. Los 3 primeros kilómetros fuertes, luego 5 más tranquilitos y los últimos 3 de nuevo subiendo el ritmo. 5:16 x Km.

Viernes 5 de Julio: 19:35 h. Salida corta e intensa de 4 millas (6,45 Kms), muy fuerte de entrada, acusando el esfuerzo en el par de kilómetros con viento en contra junto al Mar y acabando en 31 minutos 36 segundos (4:54 x Km de media).

Sábado 6 de Julio: 9:00 a.m. Primer día que noto verdadera fatiga, apenas han pasado 12 horas desde el anterior entreno y se nota. Hago una minitiradita larga por la zona de la Playa de las Canteras, 14 Kms en 1:20 (5:46 x Km).

Domingo 7 de Julio: 19:05 h. Cambios de ritmo en pirámide de nuevo por el Parque Romano, 20 minutos de calentamiento, cambios entre 30 segundos, 2:15 (subiendo 15 segundos cada vez) y luego bajando hasta 30 segundos de nuevo, tratando de hacerlos cada vez más intensos y recuperando entre 30 y 60 segundos. Acabo con unos 7 minutos de relax para un total de 10,5 Kilómetros.

... y así van las cosas en este reto personal bastante absurdo en el que me embarcado de forma totalmente improvisada. Vamos a ver cuanto me duran las fuerzas y las ganas para salir día tras día.

17 comentarios:

  1. Un poco heavy la semana aunque sarna con gusto no pica. Eso sí vigila los avisos del cuerpo y respeta en la medida de lo posible el descanso que, como bien sabes, es fundamental.

    ResponderEliminar
  2. Lo del dia 1 de Julio era una promesa, porque eso de meterse ese entreno tan rapido.. no puede ser bueno!!!

    ResponderEliminar
  3. etiquetas: se me va la pinza? jajaja
    que bueno Pancho, pues ánimo tio si es algo que deseas y te apetece....
    yo desde luego nunca he corrido mas de 5 días seguidos

    ResponderEliminar
  4. Amigo Pancho, tienes que decirme como se puede salir a correr a las 6:00 a.m. algún truco o algo... o es que simplemente hay que estar un poco majara.

    Yo el viernes salí a correr a las 8:00, pero las piernas me parece que se quedaron bajo las sábanas, porque en ningún momento me sentí cómodo. Al menos fue una primera toma de contacto de 25 minutos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que tu mini yo te esta pidiendo a gritos un objetivo, y tu todavía no lo sabes.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, me sumo a lo que han dicho por aquí, escucha a tu cuerpo...

    ResponderEliminar
  7. Pues como te de como a Ricardo Abad que se hizo 607 maratones seguidas ........ miedo me das :)

    ResponderEliminar
  8. Mira que se lo digo a la gente pero no me creen... para droga dura esto de correr.

    Es lo malo de no tener un objetivo a corto plazo, que sales a correr o todos los días o ninguna, y mira como acaba la mente :P

    Pd: sí, se te va la pinza jajajaja

    ResponderEliminar
  9. Amigo Pancho, has elegido el camino del streak running. Si logras asimilarlo te convertirás en un superhombre, pero si no lo logras pronto te arrastrás con síntomas de sobreentrenamiento. Como dice Tomypeck, pienso que lo que te falta es un objetivo, que el verano es muy largo y eso no ayuda.

    Estás un tanto bipolar, pasas de la dejadez del marathon blues a querer correr todos los días. Acabarás corriendo maratones disfrazado de pollo o de Batman.

    Enseña tus cartas y dinos cuál es tu próxima maratón, que por los entrenos alocados de esta semana supongo que aún está bastante lejos.

    ResponderEliminar
  10. Pancho si es lo que te apetece, pues a ello.

    Eso sí yo me prepararía un objetivo para otoño.

    ResponderEliminar
  11. Otro de los míos de correr todos los días, jejeje. Lo que pasa que tu haces más km que yo, yo necesito días de muy poca kilometrada para asimilarlos y la verdad es que estoy disfrutando.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta.

    Salir todos los días, sin objetivo a la vista.

    Síntoma de madurez. Síntoma de plenitud.

    Acaso los pintores exponen todos los viernes por la tarde?

    Acaso los músicos tocan todos los sábados?

    Pero los pintores se manchan a diario y los músicos se pasan el día con sus partituras en la mano.

    Si a uno le gusta correr, porqué tiene que dejar de hacerlo cada día?

    Lo del sobreentrenamiento no es más que una leyenda urbana. Combinando ritmos e, incluso deportes, se puede disfrutar del noble arte de sudar a diario.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Vaya bestia, esto no puede ser sano, y me refiero a la cabeza jeje. Me das un poco de envidia.

    ResponderEliminar
  14. Pues lo que el cuerpo te pida. Ya nos explicarás cómo acaba esta aventura.

    ResponderEliminar
  15. Que barbaridad. Espero que a estas alturas ya hayas parado un día. Recuerdo al principio que encadenaba salidas sin pensarlo, lo máximo fueron 4 días y recuerdo terminar lesionado con eso te lo digo todo.

    Pero vamos, si te apetece, y el cuerpo no presenta signos de fatiga, "leña al mono". Ya nos contarás como termina este "experimento"... :P

    ResponderEliminar
  16. Ten cuidado a mi marido también se le fue una vez la pinza y no dejaba de correr incluso doblaba entrenos. Tenía ganas de correr y ver hasta donde podía llegar hasta que cogió una fascitis de caballo por abusar del correr. Así que al menor síntoma de algo, descansa!!!

    ResponderEliminar
  17. Fuerte y variada paliza! Enhorabuena por ser capaz de hacer eso! Yo salgo (salía) dos días seguidos y ya me duele todo, con tres seguro que me rompo :)

    ResponderEliminar