martes, 17 de mayo de 2016

IV Trofeo Orientación Isleta


El pasado Domingo, abrí un nuevo capítulo de mi vida runner novelada a través de este blog. Después de participar en 6 Maratones, 17 Medio Maratones, varios Trails e innumerables carreras de asfalto, participé en mi primera Carrera de Orientación.

Invitado por la organización, acudí al IV Trofeo Orientación Isleta, y fue una experiencia 100% positiva... Increíbles paisajes, inmejorable compañía y mucha diversión... Esta es mi crónica.

Carpa de la Organización (Foto de Vicente Marrero)
Fui a mi cita sin tener ni idea de que iba esto, con tal despiste que hasta me equivoqué de Cuartel, y llegué al que está en pleno Barrio de la Isleta, cuando la salida se daba en el que está dentro de la Zona Restringida de Las Coloradas... 

Ya en el sitio correcto, tras una pequeña caminata, recogí mi fincho y mi chuleta y me dirigí a la salida... El fincho (o como se llame) es una especie de pendrive que te pones en el dedo y que tienes que introducir en las diferentes balizas de tu recorrido, la chuleta era un trozo de papel donde te enumeraban dicho recorrido y sus balizas, con una serie de símbolos que te ayudaban a localizarlas... Faltaba el Mapa... Pero este te lo dan justo al arrancar.

Salida (Foto de The Tribs)
Cada uno sale a su hora, a mi me toca las 10:44. Mientras hago tiempo, intento enterarme de que va esto, hablo con algunos corredores y conozco a Gisela, con quien compartiré el 99% de mi aventura. Hay diferentes modalidades y gran parte de los participantes van en parejas... Nosotros vamos solos, y somos novatos, con lo que nuestra alianza convertirá los siguientes 90 minutos en algo infinitamente más ameno.

Me dan el mapa, pincho el fincho y primeros metros cuesta arriba, trato de poner cara de que sé lo que hago pero no tengo ni idea... Me limito a seguir a los que salieron antes, pues el inicio es igual para todos.

Gisela, mi compi de aventuras (Foto de Vicente Marrero)
Me uno a Gisela, que salió un par de minutos antes, y rápidamente encontramos la primera baliza de las 18 que tenemos que localizar... Antes de la de Meta...  Poco a poco me familiarizo con el mapa... Veo caminos, carreteras y diferentes elevaciones... Enseguida le pillas el tranquillo... Esto es como uno de esos Realities de Aventura de la tele... Solo hay que ir pasito a pasito y seguir las pistas... Al final no hay Premios Millonarios, hay Paella y Cerveza bien fría... Para mí, casi es lo mismo...

Encontramos, sin problemas, los primeros 6 puntos. El séptimo, que coincide, más o menos, con el avituallamiento de la carrera, se nos resiste. Le preguntamos a los militares pero no sueltan prenda, a otros concursantes runners, pero unos no saben y otros se hacen los suecos... Al final esto no deja de ser una competición...

Foto de Vicente Marrero
Mi compañera lo acaba encontrando doscientos metros más allá de donde yo buscaba y seguimos camino... Nos dirigimos hacia la Montaña del Vigía, donde tendremos que adentrarnos en una galería... 

Subimos la cuestilla tras una familia con un niño de, como mucho, 10 años... Ambiente familiar y variado... Muchas chicas, niños, familias... Todo muy relajado, casi como una pequeña excursión campestre...

Dentro del Búnker / Galería (Foto de Amigos del Barro, Agua y Tierra)
El tramo por la galería es el más intenso, divertido y agobiante... Tienes que pinchar 4 veces y en el orden correcto.... Vas pa´rriba, vas pa´bajo... Vuelves por donde ibas... Encuentras un punto pero no es el que toca... Otra vez pa´trás.... Todo eso por estrechos pasillos, construidos cuando el españolito medio medía 1,65.... 

Te cruzas con todo el mundo, hasta con el Fotógrafo de Amigos del Barro, Agua y Tierra, al que le voy a tener que poner un piso en la playa por la cantidad de buenísimas fotos con que ilustra este blog.

Tras varias idas y venidas, algo agobiados por la claustrofobia y el polvillo removido, completamos el paseillo en el orden correcto... Luz del día, breve descenso y para la Meta... Que esto ya está hecho... O eso creíamos...

Paellada Fin de Fiesta (Foto de Amigos del Barro, Agua y Tierra)
Bajamos como motos, y pinchamos junto al Tanque, donde está el último control del recorrido. Subidón total, algo menos de 80 minutillos que se pasaron volando... Nos ponemos en la cola de rigor, pues te tienen que verificar el apartato (o sea el fincho) para validar tu carrera... La cosa va despacito y tardamos 15 minutos en hacerlo, el chico de la organización nos dice que nos falta un punto...

Con la emoción del momento, pensaba que el 18 era el punto final, pero en realidad eran 18 más el punto de la salida y el de la llegada... Error de Novatos... Pensé que el final era el 18, con lo que dejé el 18 sin finchar y tras el descanso, la cola y la explicación, al no haber pasado por el 18 aún no habíamos finalizado, con lo que en ese momento tuvimos que buscarlo (no estaba muy lejos), pinchar, volver al de Meta, y por fin, de forma oficial, terminar nuestra Primera Carrera de Orientación... No sé si esta parte de la crónica ha quedado suficientemente clara...

Foto de Amigos del Barro, Agua y Tierra
Paella, fruta, ambrosías, agua, refrescos y cervezas para rematar la mañana... Día redondo, ya me han enganchado... Sin duda, repetiré en el futuro...

Un 10 a la Organización... Por lo que costaba mi inscripción, en la modalidad Open, creo que 8 Euros, tenías todo lo necesario, incluidos avituallamientos bien fresquitos y camiseta conmemorativa... Por ese precio, ya no se hace casi nada en Gran Canaria...

Absolutamente recomendable el Deporte de la Orientación. En las modalidades para principiantes, con poca exigencia física, tienes un par de horas de Naturaleza y Diversión garantizada... Ya si es con los paisajes de otro mundo de La Isleta aún mejor...

Gracias de nuevo a l@s Fotógraf@s por su trabajo para enmarcar y, por supuesto, a Gisela por su compañía... Esta crónica, en gran parte, es también la suya...

2 comentarios:

  1. Pues me ha picado el gusanillo. Gracias por la crónica

    ResponderEliminar
  2. Por aqui en Murcia creo que se hace algo parecido y también hay modalidad MTB, habrá que probarlo. Un saludico.

    ResponderEliminar