viernes, 12 de septiembre de 2014

Fundido


Mi anterior entrada era puro Chuliqueo y Postureo... Que si mira cuanto entreno... Que si que duro entrenan los machotes... Que si no me meto 40 kilómetros a la semana no soy persona.... Como siempre el tiempo pone a cada uno en su sitio.

En mi ciudad, el Verano llega en Septiembre... Julio y Agosto, entre el alisio fresquito y la deliciosa panza de burro, suelen ser adorables días templados. Mientras en muchas partes se asan, por aquí se puede hasta entrenar a las 6 de la tarde. Hasta que llega el calor de verdad, los días en que la brisa y las nubes desparecen y pasas de vivir en un sitio templado a hacerlo en un infierno ecuatorial... No es que el termómetro marque 40º, pero entre la humedad, el solajero y los veintimuchos grados a todas horas... Te pasas el día y la noche sudado y cabreado.

La combinación Verano Ecuatorial - Tonto Motivado, es peligrosa, y a la mínima te puedes gozar un entreno lamentable, como el mío de ayer.

7 de la mañana, apenas he dormido. Me levanto empapado y ya que estoy me voy a hacer los deberes runneriles... Ni desayuno, me pongo la ropa de faena y pa´l parque.

Me fijo el siguiente plan, 15 minutos de calentamiento, 35 minutos a ritmo exigente (para mí ahora mismo eso es un ritmo sobre 5 pelao o 4 cincuentaymuchos) y 15 minutos de enfriamiento... No parece tarea difícil para un champion del asfalto como yo, y aunque los termómetros marquen 26º a las 7:45 me lo voy a comer con papas.

Arranco, primeros metros muy atrancado (nada demasiado anormal)... Completo la primera vuelta de 1 kilómetro... Ya voy bañado en sudor y las piernas siguen pesando.... Otra vuelta.... Sigo cansado y atrancado.... Pasan 15 minutos.... Toca acelerar... Uuuyyy que pereza más grande... Acelero pero a ritmo diesel tractoril.... 1 vuelta en 5:15.... Esto no es ritmo exigente pero a mis patas les cuesta ir más rápido... Aprieto... Otra vuelta en 5:05 pero ya voy fundido... No puedo con mi alma y no he llegado ni a la mitad del entreno... Completarlo se me hace más duro que una Maratón... Hago otra vuelta en 5:09 y me rindo... Troto media vuelta pensando como salvar el entreno... Me paro y acabo el suplicio... 6 kilómetros en 34 minutos y pico. #Fail #Desastre #Debacle

Mientras me refresco sentado en un banco, miro con envidia a mis compañeros de parque... Gente de todos los sexos y edades completando lo suyo con fuerza y sin mi cara de estar al borde del colapso... Vuelvo a casa con la cabeza gacha... Hoy me siento el runner / jogger / trotón más penoso... Ya volverán los días felices... Ya volverá lo de sentirse el más bruto de la manada... Esperemos que sea pronto... Seguramente cuando en Las Palmas se pueda volver a respirar... ¡¡¡¡Coño que vuelva el viento!!!

14 comentarios:

  1. Sigo tu blog desde hace un par de meses, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  2. Pancho, te entiendo totalmente. Esto ahora mismo es un infierno...

    ResponderEliminar
  3. Con el calor todo cuesta mucho mas, la siguiente bebe bastante agua, date una buena ducha, sal mojado y espabilado y veras como esas piernas tiran mas, aunque tiene pinta que simplemente mas que calor, no andabas bien de biorritmos y el cuerpo no estaba para correr hiciera calor o frio, hubiera dado igual. En otra te saldras.

    ResponderEliminar
  4. Yo repetiría el mismo entreno cuanto antes, para darle en las narices al calor y más que nada para callar a la mala conciencia que a buen seguro te ha dado por saco....
    vamos Pancho joder márcate ese entreno y nos lo cuentas después....
    que no se diga coño!!!!

    vamossss

    ResponderEliminar
  5. no te hagas mala sangre Pancho esas cosas pasan. ayer me pasó a mí lo mismo y no pude terminar. treintaiun grados de temperatura y un 90 por ciento de humedad es una exageración

    ResponderEliminar
  6. Hace 15 días que no duermo seguido más de 3-4 horas por el maldito calor. Los días de series bien porque es menos y con chispa, pero los días de tiradas largas son horribles con este calor. Miedo me da mañana. El otro día estaba en la calle a las 6:45 AM un domingo, pero mi cuerpo no está adaptado a esa hora...así no hay forma de preparar una maratón...

    ResponderEliminar
  7. Jeje, luego en invierno los echaras de menos cuando lleguen los frios. Aqui por Murcia tambien sabemos algo de eso. Un saludico.

    ResponderEliminar
  8. No se a ti , pero lo malo es que a las pocas horas de sentir esa sensación de estar completamente fundido , te sientes con ganas de más , como si no hubieras tenido suficiente con el calvario de la mañana . Estamos muy mal ....
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Es cierto que los calores atascan mucho y a uno le es imposible funcionar.Hay entrenos que no salen y por mucho que lo intestes, nada de nada.Ánimo campeón, pronto a la normalidad,cuidate, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. A mí me mata la humedad, con tanto sudor el cuerpo no puede refrigerar, ten el consuelo de que será algo pasajero, en unos días olvidado.

    ResponderEliminar
  11. Ja, ja,... me ha llegado lo de ver a los otros corredores, que parece que vayan fenomenal mientras tú estás para el arrastre. Yo suelo pensar lo mismo...

    ResponderEliminar
  12. Mal compañero de entrenos, pero hasta a ese se acostumbra uno. Piensa, en cuando aquí estemos disfrazados de montañeros. vosotros seguiréis en camisetas de tirantes. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Quejándonos de frío en 3,2,1... jajaja Ay ¡no! que en Canarias nunca hace frío. Como diría Lucas "corre a 20º en enero"
    Tiene mérito salir con calorazo. Tiene mérito y una dosis de #tontomotivadismo

    ResponderEliminar
  14. "Ni desayuno, me pongo la ropa de faena y pa´l parque" Pancho, a menos que tengas entrenado esto de correr sin desayunar, lo mismo no sólo fue el calor.
    La verdad es que tardaré en olvidar los calores de este septiembre

    ResponderEliminar