jueves, 30 de enero de 2014

V Gran Canaria Maratón - Crónica Personal


Me gusta escribir crónicas largas. Disfruto detallando hasta el mínimo instante para tratar de plasmar lo que sentía en cada momento. Pero en esta ocasión, una foto lo resume todo.  

Km 37, apenas 1000 metros antes me había rendido. Tras varios kilómetros, con las piernas cada vez más tiesas y con unos ritmos cada vez más lentos, paré a caminar. El calor, el circuito, la mala hidratación o lo que fuera, me habían vencido. Pero no me sentía derrotado, me sentía extrañamente feliz. Mientras me arrastraba, a escasos metros de un Parque Romano, al que di 1000 vueltas preparando esta carrera, iba con una sonrisa en la cara. En ese momento apareció mi amigo Pedro y me regaló un recuerdo para toda la vida. 

No hace falta que leas más para saber lo que sentí en esta Maratón. Cuando todo lo que podía salir mal salió mal, pero a pesar de todo, me sentí feliz, feliz como nunca me había sentido corriendo. Con la alegría de sentirme vivo.

Esta es mi crónica personal de la Gran Canaria Maratón 2014.


Gente Maravillosa

Voy a ser un poco cansino, edulcorado y empalagoso, pero que gente más maravillosa he tenido la suerte de encontrarme estos años corriendotanpancho. Sin duda, el compartir unos ratitos, antes y después de las carreras, es el principal aliciente para apuntarse a estos saraos. Si además, es una carrera multitudinaria y en casa, es que ya es un desparrame total porque viene absolutamente todo el mundo.

Grandes momentos vividos el Sábado por la tarde, mientras pensábamos que sería una carrera fresquita y pasada por agua... ninguno vale pa´ hombre del tiempo... Y en los minutos previos a la salida, contando con invitados de lujo venidos de otras islas como Sergio y Antonio, e incluso de mucho más lejos, como el gran Tommypeck.

Me siento preparado y con ganas de darlo todo, llevo muchas semanas esperando esta carrera y no pienso guardarme nada... Breve calentamiento, la famosa meadita del miedo y a correr.


La Venganza del Gel Rencoroso

Se da la salida con un par de minutos de retraso, trato de colocarme donde me toca, ni demasiado atrás (para no comerme tapones en los primeros metros) ni demasiado adelante (para no molestar ni pasarme de ritmo). El objetivo es ambicioso... salir sobre 5.10 x Km, tratar de mantener ese ritmo hasta el Km 27-28 y, si hay buenas sensaciones, incrementarlo en el tramo final de carrera.

Disparo al aire, tardo poco más de 1 minuto y medio en pisar la alfombra y echo a correr. Los primeros metros son cómodos y no tengo que zigzagear demasiado... Cuando llevo unos 500 metros se pone a mi altura Dani que me dice que voy perdiendo geles por el camino.... Llevo un cinturón portadorsal donde he colgado tres geles de los gordos y varias gominolas energéticas (además llevo en los bolsillos interiores orejones y más gominolas de las normales)... Lo reviso y en efecto veo que se me acaba de caer uno... 

Moraleja: Nunca escribas una entrada, pocas semanas antes de un Maratón, diciendo que los Geles son caros, que son casi un timo... Los geles tienen su corazoncito y tienen sentimientos... Lo tengo merecido por ser tan desagradecido...

A pesar del problemilla, creo que lo tengo todo controlado (por supuesto no voy a dar media vuelta a recogerlo) y calculo que entre lo que llevo, lo que me pasarán en varios avituallamientos clandestinos y lo que pille en los oficiales voy surtido de sobra para toda la carrera.

Km 8, tratando de regular aunque no lleve cara de ir sobrado (Foto María José Pérez)
Primeros Kilómetros

El primer 1000 sale a 5:13. El tramo por la Avenida Marítima, con algo de viento en contra, pasa volando y nos metemos en la Zona Portuaria. Controlo la velocidad, no me importa que algún kilómetro salga un pelín por encima del Ritmo Objetivo. Hay tiempo de sobra para recuperar lo perdido.

Nos acercamos al Km 5... Llega el primer avitallamiento, mis peores pesadillas se hacen realidad... Sólo 2 ó 3 mesas a la izquierda... Se forma un gran tumulto entre los corredores que llevo delante... Algunos se cruzan, muchos paran en seco buscando un botellín de agua... Veo que para poder coger algo tendría que detenerme y decido continuar.

La Runner que llevo a mi izquierda ha tenido suerte y lleva agua en la mano. Apelo a la solidaridad maratoniana y le pido que cuando acabe me de un buchito. ¡Muchas Gracias Amiga Corredora!. Con ese minúsculo botellín nos hidratamos 3 personas, pues tras dos buchitos la ofrezco al pelotón y rapidamente me la quitan de las manos.

Más adelante, siguen las sorpresas al ver un pequeño tramo marcado por conos que acaba en un giro de 180º. Una de las novedades del circuito 2014, no anunciada por ningún lado.

El tramo de vuelta hacia Santa Catalina, con algo de viento a favor, lo hago muy cómodo y algún mil sale a 5 poco.


Regulando por Las Canteras

Hago caso a los consejos del Míster Castilla y cuido de no volver a bajar de la barrera del 5:10... Me veo cómodo pero tampoco super y esto no ha hecho más que comenzar .

Llegamos al Paseo de Las Canteras, una zona muy bonita para pasear pero que para correr tiene algo que te frena... Serán los adoquines, los casi imperceptibles toboganes o la brisa del mar, pero siempre en ese tramo las piernas pesan y los ritmos bajan... Trato de hacer kilómetros gastando lo menos posible.

Nuevo avituallamiento, ahora puedo coger agua sin problemas pero no veo ni rastro de la prometida isotónica... Me arrepiento de no haber traído pastillas de sales... Temo que ya voy mal hidratado.

Km 17
Pasando al Plan B

Hago cálculos mentales de cuando tomarme los dos geles que aguantan en mi portadorsal... Decido tomar el primero sobre el Km 14-15 y el segundo en el 30-31... 

Salimos de Las Canteras, paso el Km 12 pocos segundos por encima de 1.02, aún clavo el Ritmo Previsto. Muscularmente las sensaciones no son del todo buenas... Me noto algo cargadillo y me quedan 30 Kms por delante.

Pasan los kilómetros, muchos salen cercanos al 5:20 pero no me importa, me fijo como objetivo llegar lo más fresco posible a la Media Maratón, cada vez miro menos mi reloj, solo voy pendiente de las sensaciones. 

El Maldito Vaso de Plástico Duro

En el Km 15, por fin pruebo la añorada bebida isotónica. Mis labios la sienten a través de ese Maldito Vaso de Plástico Duro, intento beber todo lo que puedo... Intento semidoblarlo, poner toda la palma de la mano en su parte superior para que el líquido escape por una ranura, verter su contenido en el botellín de agua que llevo en la otra mano... Cualquier truco de Maratoniano apañao que me permita beber sin tener que pararme... No consigo que entre en mi garganta más que un par de buchitos... Es muy frustrante... El Maldito Vaso de Plástico Duro... El mismo Maldito Vaso de Plástico Duro del 2013.

Tengo a la Fotógrafa Habitual esperando en el 16.5, toca mi primer avituallmiento clandestino... Me pasa un botellín de isotónica que voy bebiendo a buchitos... He sido precavido en la intendencia, pero con el calor que hace y hará (ya está completamente despejado) la segunda vuelta va a ser muy dura.

Km 22
Media Maratón

Voy por el tramo más bonito de esta carrera, el último Kilómetro por León y Castillo, justo antes de llegar al Parque San Telmo... Es el tramo donde más sientes el calor del público y te ves en una verdadera Maratón. Puede que no sea nada comparable al Arco del Triunfo en Barcelona o esa cuesta infernal para salir de la Casa de Campo en Madrid, pero esos metros me ponen los pelos de punta.

Luego llega Triana donde poco a poco cada vez hay menos gente, y Travieso y Vegueta, donde apenas hay nadie y mucho menos animando.

Completo el primer giro. Avituallamiento en el Km 20. De pura frustación, estampo el vaso de isotónica contra el suelo y sigo mi camino. 

Llego a Venegas y un voluntario me dice que me desvíe... A los maratonianos nos meten por una estrecha calle... Adoquinada... Ya me lo dijeron en mi Reunión en la Cumbre del 27 de Septiembre... "El que quiera un Maratón rápido que se vaya fuera"... Palabras textuales desde la Dirección Técnica de la Carrera.

Alivio mi frustración y sorpresa viendo a Lobillo y Aarón  que me animan a tope... ¡¡¡Bravo por esos purasangre!!!.. Debo haber pasado la Media (cuyo punto exacto no ví) sobre 1:51, aún voy en tiempo para completar la Maratón a 5:15 x Km e incluso para intentar bajar de 3:40.

Poco después, la Fotógrafa Habitual, Santa entre las Santas, me hace un nuevo avituallamiento... Le digo que me dé un sobre de fruta triturada, la segunda botella de isotónica prefiero dejarla para después.

Comienza el Desfile de Cadáveres

Desaparece toda la tropa del Medio Maratón, quedamos solo seiscientos y poco... El inicio de la segunda vuelta se hace duro... Tramo con algo de viento en contra, con la compañía del tráfico, por la Avenida Marítima y luego la Zona Portuaria... El sol brilla duro en lo alto y no hay ni una sombra.

Llego al Muelle con las piernas pesadas, pero me veo con fuerza y con ganas de seguir luchando... Me tomo con tranquilidad el desierto de caminantes y trotones en que se convierte esa zona... Voy sobre 5:25 x Km por el Km 24. A ese ritmo, en el tiempo en que voy, la mayoría de los que me rodean deberían ir a mi ritmo o más rápido, sin embargo adelanto a muchos más corredores de los que me adelantan, e incluso veo algunos que ya van caminando... Esto se está convirtiendo en un desfile de cadáveres.


Lo Esperado...

No me sorprende que en el Km 26 ya no quede agua, pasó en el 2013, y este año, con menos mesas y más corredores estaba cantado. Cojo mi Vaso Favorito y consigo que algo de Aquarius vaya a mi barriga... y a mi nariz, y a mis ojos...

Comienzo a sufrir, me concentro en salir de ese Infierno sin Sombra... Voy poco a poco... Solo pienso en llegar al fresquito de las calles que van hacia la Playa.

Llego de nuevo a la playa... Km 30, poco tiene que ver el trote medio atrancado, con el que voy ahora, con el correr ligero de una vuelta antes... Hago cálculos de cual será mi tiempo en Meta... Si consigo aguantar a este ritmo voy para 3:45 como mucho, no era el Objetivo Soñado pero estaría muy bien.

Km 31,1. Otro Avituallamiento, ahora dan agua en ese bonito vaso... Gracias a un comentario, que acabo de leer, en la entrada anterior, sé lo que pasó en ese punto... Quería hablar lo menos posible de todo lo que no fuera mi carrera... Pero cuando uno lee ciertas cosas no puedo más que indignarme más y más... 

La iniciativa de los voluntarios y la médico del hospitalito evitó que por ese punto no hubiera Absolutamente Nada de Líquido que echarse al estómago... Con 31 Kilómetros encima... A más de 20 grados... Con un sol de justicia que cada minuto apretaba más... 

GRACIAS DE TODO CORAZÓN POR VUESTRA AYUDA Y APOYO

Km 32, día de playa, cara de sufrimiento
No Quiero Parar

Poco a poco, la pesadez se convierte en molestia y comienzo a tener pequeños espasmos musculares por las piernas... Trato de adecuar mi ritmo para protegerme lo máximo posible... Comienzo a tener fuertes pensamientos de parar a caminar... Ahora el objetivo es salir de la playa.

Sorteo las bonitas esculturas que adornan / molestan en mitad del Paseo y me encamino a rodear de nuevo el Auditorio. Oigo una voz conocida que me anima a gritos... Es el gran Quique que se ha colocado en un punto donde cada palabra de aliento sabe a gloria... Por ahí apenas hay público y ver a un amigo animándote no tiene precio... ¡¡¡Muchas Gracias!!!... Te perdono tu mentira piadosa... Me decías que quedaban 8 Kilómetros y en realidad faltaban casi 10...

Las cuestillas hasta llegar a Mesa y López son un martirio, creo que en esos repechos he acabado con la resistencia que le quedaba a mis piernas... Cada vez se quejan más... Me siento fuerte pero mis patas van a su bola y piensan lo contrario... Van tiesas como palos y los amagos de calambres cada vez son más evidentes.

Km 35, Foto de Zaplayeras.com
Fin de la agonía

Atravieso como puedo Mesa y López me acompaña una chica danesa que va igual de cascada que yo. El paso de los corredores está delimitado con conos... Otros años esa calle era toda para nosotros, ahora la compartimos con muchos tubos de escape... Voy tan cascado que sin darme cuenta me arrimo demasiado a los conos... Un taxi a toda leche me da impulso con su estela...

Al final de la calle, el amigo de Zaplayeras me saca una magnífica foto... Trato de poner buena cara aunque por dentro voy muy fastidiado... Cascado de piernas y cascado de coco... Me siento derrotado.

Al girar la calle apenas aguanto 100 metros... y me paro a caminar... Intentaba llegar, al menos, al siguiente avituallamiento pero mi cabeza dijo basta. Puede que arrastrándome al ritmo cochinero/calamitoso hubiera aguantado varios kilómetros más y eso me hubiera hecho hacer sin problemas MMP (aún a ritmos de más de 6' x Km tenía muy factible el sub 3:50) pero ese no era mi Objetivo, no entrené duro para bajar un par de minutos mi marca, mi sueño era otro y ese anhelo ya era totalmente inalcanzable.

Km 37
Un Maratón Siempre Te Sorprende

Tras parar a caminar, desconecto por completo de la carrera, hago algunos metros fastidiado moralmente pero a partir del Avituallamiento del Km 36.1, después de beber por fin en condiciones... ¡¡¡Aleluya!!!.. Recupero fuerzas y ánimos... Intento arrancar al trotecillo, hago unos metrillos, pero las piernas no paran de darme avisos.. Un calambre gordo está al caer.

Algunos voluntarios me dan ánimos cuando me ven caminando... Les devuelvo los ánimos, al menos con una sonrisa y sigo pa´lante... Enfilo la larguísima León y Castillo.. Aquello es un desfile de Muertos Vivientes.

Gente trotando suave y muchos como yo, un ratito caminando otro un poquito más rápido... Casi nadie ha llegado con fuerzas a esas alturas de carrera... El calor y la deshidratación nos han matado... Muchos vamos con restos salitrosos por la piel y la ropa... Señal de algo gordo ha pasado.

A pesar de mi correr/andar calamitoso, cada vez me siento más animado... Empiezo a canturrear "Another brick in the wall"... Si me he encontrado con el Muro que no sea impedimento para pasar un buen rato. Ahí estaba Pedro para inmortalizar ese momento. Puño en alto y a disfrutar hasta la Meta.

Km 38
Metros Inolvidables

Enfilo la mejor zona del circuito, cuando paro a caminar siempre hay alguien que me grita que no me rinda, que siga adelante... Todo es muy bonito.

Llego hasta la Fotógrafa Habitual que está junto a dos buenos amigos... Me gritan cuando me ven caminando a lo lejos... Arranco al trotecillo para llegar a su lado... Momentazo tras Momentazo... El tiempo ya da lo mismo, la marca ya está olvidada, todo se reduce a disfrutar de todo ese cariño.

Justo después de pasar junto a ellos otro minicalambre me hace pararme de nuevo... Más gente me grita de nuevo... Ojalá la carrera tuviera este ambientazo durante más kilómetros... Quien sabe si me hubiera parado con tanto animador a mi lado...

Otros 200-300 metros al trote y otro calambrillo... Un señor que está sentado en un banco me grita que no me pare... Que si hace falta me acompaña hasta la Meta... Me agarra del brazo y trota conmigo unos metros... Que Maravilla

Avituallamiento Clandestino (Km 38)
Los Gemelos Golpean Dos Veces

Trato de completar lo que me queda, los músculos de las piernas van amarrados con verguillas y en cualquier momento pueden saltar por los aires... Triana, Travieso, la Alameda, Vegueta... Según te alejas de los alrededores de la zona de Meta desaparece el apoyo... Ya casi nadie me grita cuando paro a caminar.

Después de la cuestita de la Catedral, viene una zona en bajada hasta Mendizábal. Miro de nuevo el reloj después de mucho rato, a pesar de los últimos kilómetros, aún voy en tiempo para bajar sin problemas de las 4 horas. El tiempo da igual pero siempre es mejor que en tu clasificación salga un 3 en vez de un 4...

En mitad de esa bajada, mi gemelo derecho dice basta... Tirón de los buenos... Dolor inmenso, agudo e insufrible... Me agarro a los barrotes de la ventana que me pilla al lado... Trato de aguantar el sofocón... Me adelantan varios runners y alguno me da palmaditas en las espalda.

Tras unos segundos de agonía, pasa lo peor... Trato primero de estirar suavemente la pierna, luego la apoyo en el suelo y comienzo a caminar con muchísimo cuidadín... Parece que ya ha pasado... Suelto un suspiro y sigo.

Tras unos metros caminando, me atrevo a trotar de nuevo, muy despacito, venga que ya queda poquito... Enfilo Mendizábal, veo al fondo el Mercado y ¡Catacrock!... El otro gemelo... Otra vez lo de antes, dolor inmenso, agonía... Ahora no tengo ninguna ventana cerca pero se me acerca una chica de la Organización en bicicleta, me dice que llama a los de Potección Civil por si quiero que me lleven a la Meta... "Mi niña que es solo un tirón.. déjame que me agarre que esto se pasa enseguida"... La agarro del brazo hasta que pasa el sofocón... Supongo que lo debí hacer fuerte pues aquello dolía... Pido perdón por si por mi culpa te quedó moretón...

Pasa la segunda agonía, de nuevo camino despacito... Me viene el de Protección Civil a preguntar si hace falta la ambulancia... "Que No, que No... que ya ha pasado... que queda 1 Kilómetro para la Meta que yo llego aunque sea a cuatro patas".

Km 42
Apoteosis de Película

Último Kilómetro, último avituallamiento. Ya no hay prisa, me bebo un vaso entero de isotónica y me echo un botellín por los gemelos para que no vuelvan a saltar por los aires. Recorro al trotecillo la calle Triana, apenas hago una par de paradillas para caminar y sigo pa´lante.

San Telmo, última curva, ya estamos en Venegas. Me quito la gorra, me arreglo el peluquín pa´las fotos y voy con cuidadito pa´que no explote nada en plena recta de Meta.


Veo a la familia... Fuera gorra, fuera el portadorsal... Me sobra todo... Vamos a por esos metros finales... Vamos a por la gloria de terminar otro Maratón.

Oigo gritos y ánimos por todos lados, reconozco algunas caras y otras no, pero todas me dan impulso con sus gritos y con sus aplausos... Llego a la zona donde hay más gente a ambos lados y me pongo a aplaudir en señal de agradecimiento... De repente aquello se parece a una ovación atronadora... Me veo metido entre dos gradas rodeado de gente jaleando como locos... Los pelos de punta, la emoción a flor de piel y una alegría inmensa.

Trato de devolver los aplausos levantando los brazos pero cuando lo hago se me tensan los músculos de las patas y tengo que aplaudir medio por lo bajini medio encorbado... Que gran momento.. Que emocionante... Muchísimas gracias a todos los que lo hicieron posible... Ni en el video que me ha mandado mi amigo Antonio ni en el de Corriendovoy (ver) se aprecia la magnitud de ese momento... Ese momento en que a mi me pareció que era el Rey del Universo.


Atravieso el Arco de Meta con una inmensa sonrisa. 4:00:48, una minutada después del tiempo previsto/esperado... Pero esos metros finales lo compensaron todo en un día muy especial para mi. No solo era una carrera que me había preparado a conciencia durante meses... Era una carrera que le quería dedicar a un Amigo que ya no está por aquí, un buen Amigo que se fue sin avisar y al que siempre recordaré.
La carrera no salió como me hubiera gustado, pero estoy seguro, que a él, le habría encantado esa recta final...


Para Willy

Apéndice

V Gran Canaria Maratón 
26 de Enero de 2014

Tiempo Oficial: 4:02:22
Tiempo Real: 4:00:48

Dorsal: 549
Puesto General: 347 de 616
Categoría Veterano Masculino A (M35): 60 de 97

Parciales

Km 10 52:22 (5:14,2 x Km)
Km 20 1:45:54 (Parcial 53:32 (5:21,2 x Km)
1/2 Maratón 1:52:02
Km 31,1 2:46:12 (Parcial 1:00:18 (5:25,9 x Km)
Km 41,1 3:53:29 (Parcial 1:07:17 (6:43,7 x Km)
Maratón 4:00:48

- Más fotos cortesía de La Fotógrafa Habitual y César de Francisco... ¡¡¡¡Muchas Gracias!!!!
 




































32 comentarios:

  1. Pancho, muchísimas felicidades. La carrera fue durísima, pero la terminaste. La segunda vuelta fue un desfile de muertos vivientes, en serio, con mi ritmo cochinero no pare de adelantar gente. Esos veintitantos grados, con esas mini cuestas acaban con cualquiera. Pese a todo aquí estamos contándolo, y probablemente pensando en la siguiente...

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Pancho, pelos de punta con la crónica, casi me dolieron los gemelos (mi mal habitual) leyendo la parte final de la carrera.

    ResponderEliminar
  3. Congratulations on finishing another marathon!! It's fantastic that you could continue to your goal.
    I loved all the photos as they are so much better when I can recognise where you are running :-)
    See you in Barcelona? ;-)

    ResponderEliminar
  4. Amigo Pancho, qué decir. Seguro que casi todos los maratonianos hemos pasado por lo mismo que tú el domingo, pero emociona leer tu crónica. A pesar de todos los inconvenientes, sacaste la carrera con el corazón en lugar de las piernas. Como te escribí hace unos días, eres grande y lo sabes. Ahora, a pasar página y preparar la siguiente.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué grande que eres, Pancho! Carne de gallina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por tu maratón, por tu fuerza y pundonor..¡ de admiración !.Yo estoy a las puertas de mi bautizo maratoniano, será duro pero quisiera sentir tu final.Espero que estés recuperado, gracias por tu crónica.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que grande eres Pancho. Dicen que el Running te devuelve lo que le das, pero en la Maratón no funciona esa lógica siempre. Haces semanas de 90 kms, tiradas de 30 kms, días de series criminales para que luego salga el día de calor y te hunda. En los últimos kms de algunas maratones te sientes como un muñeco de trapo al que la carrera maltrata. La Maratón es desagradecida, pero son las reglas del juego y es por eso por lo que nos gusta.

    Estás mucho más hecho como corredor, busca una maratón fresca y plana que te devuelva todo lo que tú le has dado este año.

    ResponderEliminar
  8. Qué emocionante, de verdad. Muchas gracias por esta crónica.
    Un abrazo.

    P.D. Qué majo el señor que te agarró del brazo y trotó contigo. Esto no tiene precio.

    ResponderEliminar
  9. Impresionante el FOTÖN que ilustra el inicio de la entrada. Me encanta.
    Es el resumen de lo que ha sido vuestra carrera. Calor, soledad y esa voluntaria animando al fondo.

    Como ya te he dicho por ahí. El mayor de los respetos y de la admiración por los titanes que pudísteis con esa carrera.
    Un saludo.

    Pd estaba preocupado por que la danesa se hubiese derretido, pero creo que en el vídeo se le ve como entra allí al fondo

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por tenerlos c......de terminar ese infierno y la humildad y alegría de contarlo así.
    Esto no fácil de encontrar.

    ResponderEliminar
  11. Esto demuestra lo dura que es esta prueba a pesar de la buena preparación, de ser precavido, de todo. Es una prueba única que sorprende (a veces negativamente). Lo mejor de todo es la entereza y la ilusión con que afrontaste esos últimos kilómetros. Yo me sentí igual el año pasado en Barcelona, pero lo mío fue a dos kms del final. Una pena porque por tan sólo un minuto hubiera bajado mi marca personal.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena Titan, lo de la marca es lo de menos, solo el hecho de acabar te convierte en un heroe. A seguir así y no dejes de deleitarnos con tus comentarios y posts.

    ResponderEliminar
  13. ENHORABUENA!!!! Con mayúsculas. Poco más que decir tras leer tu crónica. Grande.

    ResponderEliminar
  14. Pancho, enhorabuena. Has conseguido que se me ponga el bello de punta. Una crónica muy emotiva. Hasta me han dado ganas de correr un maratón. Pero luego pienso en lo poco que estoy pudiendo entrenar y se me quitan las ganas. Yo nunca he sido de hacer grandes kilometradas (sin contar alquel Mapoma 2000). De hecho mi rodaje más largo fue contigo el año pasado en la maratón de Madrid con 25 km.
    Un fuerte abrazo y me alegro un montón que disfrutarás tanto. Ya saldrá la marca en otra ocasión.

    ResponderEliminar
  15. Grande Pancho ¿Cómo puede ser que después de leer tu crónica vuelva a tener ganas de correr otra vez una maratón? Por que es un crónica genial que refleja lo que es el espíritu maratoniano, esa mezcla de sufrimiento y felicidad que engancha.
    Felicidades esa maratón vale por dos.
    Estoy con Gonzalo y se lo dije ayer, os toca regalaros un maratón más agradecida, os lo merecéis

    ResponderEliminar
  16. Grande amigo, solo los que estamos abducidos, podemos volver después de un sufrimiento como el del domingo, pero somo fuertes, somo duros. Un día no a muy tardar te devolverá con creces lo que estas poniendo en el. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Pancho es Maratón, la carrera que dicta sus reglas la preparas con mimo y dedicación y si puede te machaca con todo lo que encuentra a su alcance y si además encuentra la temperatura como aliada ahí si que se ceba.

    Pero con crónicas como la tuya me pasa como comenta Alex, tengo ganas de la próxima!!!!

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jolin¡ Me he emocionado de verdad¡¡ Pancho que bonita crónicaa¡ Tu amigo desde donde esté debe estar muy orgulloso de ti. Cada vez me emociona más este deporte y las personas que luchan día a día por el. Enhorabuena por esta crónica tan bonita y por tu maratón completada.

    ResponderEliminar
  19. Enorme Pancho!
    Has hecho que me emocionara hasta las lagrimas, esa parte final, desfile de cadaveres, la verdadera escencia de la maraton, felicidades crack! Un abrazo enorme y a disfrutar de tu triunfo.

    ResponderEliminar
  20. La foto en la que apareces de espalda con el brazo en alto es acojonante, me encanta.
    Entre los momentos únicos e irrepetibles que nos brinda el maratón están los que compartirmos antes y después con nuestros amigos, es la esencia de todo esto.
    y en cuanto a la crónica y la carrera, que decirte, que me ha gustado mucho, me da un poco de coraje por que has entrenado mucho, y sé que podías haber hecho un tiempo cojonudo, aún así has demostrado un espíritu de sacrificio enorme. mi mas sincera enhorabuena compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, tu AMIGO, esta tremendamente orgulloso, seguro que sí.

      Eliminar
  21. Que capaciad de sufrimiento Pancho, me has puesto los pelos de punta dedicándole la carrera a tu amigo, segurp que está muy orgulloso de ti. Felicidades!

    ResponderEliminar
  22. Esta claro que vale mas entrar en 4h que tirar la toalla, mi enhorabuena Pancho... solo los que corremos maraton sabemos lo que nos as contado.
    Por los tiempos de lo corredores... creo que se hizo bastante dura por la calor y alguna que otra cuestecita...... no?.

    ResponderEliminar
  23. Eres genial! Muy grande! Todo un luchador. Enhorabuena Pancho. Tu crónica me ha emocionado. Estoy segura de que con otras condiciones hubieras logrado tu objetivo.

    ResponderEliminar
  24. Lo importante es que no tiraste la toalla, y entraste en plan campeón homenajeando a un buen amigo tuyo.

    Tiene que ser difícil correr una maratón donde vas prácticamente solo durante gran parte de la misma, no ya de público sino de runners.

    Para esos calambres derivados de muchos factores, deberías de llevar pastillas de sales tipo sales de shuslerr.

    salu2

    ResponderEliminar
  25. ¡Enhorabuena Pancho!
    Esta semana hablando con algunos compañeros llegábamos a la conclusión que si uno quería hacer buenas marcas están las Medias Maratones, que una Maratón es sólo para los que nos gusta sufrir porque puede ser muy desagradecida como lo ha sido esta vez contigo, tú te merecías otra marca, pero como bien dices, la felicidad de volver a pasar por la meta, el esfuerzo de no rendirte y continuar es lo que te convierte en el Rey del Universo.

    Lo mejor del fin de semana fue sin duda compartir esos momentos con todos vosotros, ya estoy deseando volver ....... pero sólo a 1 vuelta :)

    ResponderEliminar
  26. Menuda crónica Pancho, estoy emocionadísima! has conseguido transformar todo ese sufrimiento en algo hermoso, tanto para Willy como para nosotros y para ti. La deshidratación parece una de las claves, pero en todo caso, tu carrera está por llegar. No pierdas la sonrisa y la ilusión, felicidades de corazón, eres enorme

    ResponderEliminar
  27. Muchas felicidades por esta Cuarentona completada con dos bien puestos.
    Ya vendrán los tiempazos en otra ocasión. Por lo pronto, esta Maratón te pinta de cuerpo entero como gran guerrero del asfalto.
    Felicidades!!!

    www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. Si la Maratón fuera fácil, no tendría tanta épica y leyenda. Hay que levantarse y volver a intentarlo.

    ResponderEliminar
  29. Enhorabuena, por la crónica y la carrera !!

    Cuesta creer que después de tanto sufrimiento uno esté deseando preparar y volver a correr un nuevo maratón....pero así somos.!!

    Solo espero que la próxima carrera esté mejor organizada.

    Un abrazo desde el norte

    ResponderEliminar
  30. Enhorabuena Pancho, no se me ocurre mejor homenaje a un amigo que haber luchado durante cuatro horas peleando contra todo.

    Le has dedicado mucho tiempo a esta carrera, esta vez no tocó pero ese trabajo ya lo tienes hecho. Eres mucho mejor corredor que hace medio año, sales mas "regañao" en las fotos pero es el precio que hay que pagar.

    Tú ya lo has pagado y más pronto que tarde vendrá de vuelta, espero estar allí para verlo.

    ResponderEliminar