lunes, 18 de agosto de 2014

Las Ratas del Parque Romano


El título de esta entrada no es nada metafórico. No voy a hablar de amantes de lo ajeno que merodean por mi parque ni voy a osar comparar a los más insignes habitantes de las colindantes oficinas municipales con unos sucios roedores de alcantarilla.

Estas líneas tratan de Ratas, de Rattus, de desagradables roedores miomorfos de la familia Muridae que abundan en casi cualquier rincón de la Tierra, incluido mi recinto lúdico / deportivo habitual. 

Siento dar tan repugnante información al que no lo supiera, pero en El Parque Romano hay Ratas y gordas.

Ya me había cruzado un par de veces con ellas mientras corría, pero siempre a horas en la que no hay casi nadie por ahí. Siempre antes de que amaneciera, cuando no ronda por las calles ni el panadero.

Pero hace unos minutos he visto una en plena hora punta... A las 9 y media de la noche en Agosto con el parque repleto... 

Me encontraba haciendo un rodaje sin demasiada historia, 10 vueltitas a ritmo tranquilo para empezar la semana. A mitad del entreno, mientras pasaba junto a la Zona de Perros, veo una sombra corriendo veloz delante mío... Mira que gracioso el perrillo, se le debe haber escapado a su dueño... Veo como la sombra se acerca a una palmera... Me parece demasiado pequeña para ser un perro... A lo mejor es una ardilla... Sí,Sí... Ardillas en Las Palmas de Gran Canaria... Lo que estaban viendo mis ojos era una rata y grande.

Garras amarillentas, pelaje repugnante, ojos sanguinolentos, colmillos sedientos de sangre y un rabo interminable y repulsivo como la peor de las torturas... Todo en forma de animal, ahí estaba en todo su esplendor... Parece que a las ratas también les gusta el running, y además, hacerlo acompañadas.

Ya habrán adivinado la fobia que le tengo a estos seres del inframundo. Ver una rata mientras corro significa que en los siguientes minutos mis pies no tocarán el suelo, que volaré a ritmos que ni sueño y que la adrenalina me hará desplazarme como si estuviera en trance... Ni liebres, ni planes de entrenamiento salvajes, ni pamplinas... Si viera ratas cada vez que saliera a correr ya tendría plaza para las Olimpiadas.

Afortunadamente, no vemos estos bichos todos los días por la ciudad. Estar están, pero como en Las Palmas ni hay Metro ni uno suele pasear por las alcantarillas, no las veo... Por cada una que asoma el hocico deben haber cientos escondidas... Si ya se les ve corretear entre los runners, es que por ahí, entre las palmeras y los matorrales, existe un Great King Rat Running Centre con un montón de miembros entrenando duro....

Ya estás avisado... La próxima vez que vayas al parque vete mentalizado... Puede que en cualquier momento la prima chunga del ratón Mickey te venga a saludar.

6 comentarios:

  1. Muy bueno a ver si Cardona lo lee y hace limpieza...

    ResponderEliminar
  2. XD si ya tenía bastante con las cucas, y las pulgas que las hay......ahora ratas.....me da que ya no vuelvo a césped..... espero q esto lo lean también aquellos que tienen q poner remedio..... Mientras veremos si encontramos algún flautista......

    ResponderEliminar
  3. Imaginate una Maratón con ratas en lugar de liebres ;-))

    ResponderEliminar
  4. Entonces tu trabajando en una planta de seleccion de basura te ibas a divertir jeje. Un saludico.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué desagradable encuentro! y que mal cuerpo se te queda......es lo que lleva la crisis , hay que ahorrar en todo, les importa poco lo que pase....¡¡qué verguenza!!.
    Espero que vayas bien en tu preparación, cuidate,un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Confirmado, hace unas semanas pasó a toda velocidad delante mía una asquerosa rata de cloaca que debía pesar dos kilos. No me dió ni tiempo a reaccionar, pasó rápido, se cruzó desde la derecha y subió a una de las palmeras del centro. Era completamente repugnante. Me pasé el rodaje pensandf que esa rata hijaputa estaba en la palmera mirándome para saltar sobre mí.

    ResponderEliminar